Prometo no hacerte responsable de mi felicidad

Prometo no hacerte responsable de mi felicidad. Cuando el amor es real no necesitas que la otra persona sea responsable de ti misma. Esa es la libertad que encontré con mi pareja actual. Estar en una relación con tanta libertad me hizo apreciar el amor de diferente manera y este fue el decreto que hice cuando empecé a salir enserio con el hombre que me acompaña hoy en día.

Prometo no hacerte responsable de mi felicidad

Mucho menos de mis finanzas. Prometo verte siempre con la misma intensidad que los primeros días, pero dejarte crecer a tus anchas. Prometo que vas a poder hacer todo cuanto quieras, para que puedas tener una vida libre de complicaciones. Yo no te voy a hacer responsable de llevarme a las reuniones sociales y tampoco voy a convertir a todos tus amigos en mis únicos amigos. Yo no voy a ser la chica que te persiga cuando te quieras ir de copas o de antro, porque para eso ya estoy muy cansada.

Pruebas de amor que pasan todas las relaciones fuertes

Pero si te prometo amarte con libertad

Amarte con al libertad que mereces, dejarte tener tu espacio de reflexión, tu ejercicio y el espacio para las cosas que te apasionan. Te prometo regresar siempre a nuestra cama, aunque no me parezca que comas encima de ella. Voy a regresar a ti después de mi trabajo, mis reuniones sociales, mi ejercicio y de las cosas que me apasionan. Prometo compartir mi mundo contigo sin que te conviertas en un preso de él. Prometo crecer contigo y volver a enamorarme de la persona que desees ser el resto de tu vida.

Si eres una novia posesiva o celosa… ¡esto te interesa!

También prometo amarme más a mi misma

Para seguir siendo esta mujer de la que te enamoraste, la chica con mucha fuerza de voluntad y grandes sueños. Voy a seguir arreglándome, cuidando de mi figura, mi paz mental y por supuesto que voy a crecer hasta donde la vida me lleve. Voy a seguir viajando sola, saliendo sola y experimentando sola. Para que al estar juntos pueda contarte todo lo que hice. No te voy a hablar a diario y tampoco te voy a contar qué comí o lo que pienso a diario.

Señales de que tienes una baja autoestima

Voy a dejar que la vida me siga haciendo irresistible a tus ojos

Es probable que para el día de hoy ya conozcas mis curvas, también las arrugas de mi frente y por supuesto mis traumas con la ropa. Hay cosas en mi que nunca van a cambiar y esas son tuyas. Es tuya una parte de mi corazón, de mi crecimiento. Quizás a veces cuando caiga vas a tener que levantarme y yo te prometo hacer lo mismo contigo. Seremos ambos testigos de nuestras vidas, cómplices y amantes.

Prometo nunca ser tu amiga

Que para eso ya tienes varias y a las amigas no se les lleva a la cama, ni se les hacen hijos y mucho menos se les ama de esta forma. Yo voy a ser tu mujer, tu complemento una línea de vida y de apoyo. Yo voy a estar siempre para ti, pero nunca como una amiga. Prometo no convertirte en mi amigo conforme pasen los años. Para que así en la habitación me sigas viendo como tu amante, como tu mujer. Aunque ya estemos muy cansados y viejos para tener sexo.

Prometo no convertirte en el responsable de mi felicidad, ni de mi paz mental y mucho menos de mi amor propio.

Este video te puede gustar