Promesas que debes hacerle a tu futuro esposo

El día de tu boda es el más importante en tu vida, pero debes estar consciente de que no lo es sólo para ti. Tu futuro esposo también esperó ansioso este día y aunque no lo demuestre tanto como tú, lo está disfrutando bastante.

Tu futuro esposo también merece lo mejor

Siempre nos enfocamos en la novia, más si se trata de una amiga, familiar o compañera de venturas. Sin embargo, el futuro esposo también importa, pues tiene su corazoncito, ¿o no? Para las futuras esposas, recuerden que ellos también necesitan sentirse y saberse amados por ustedes.

Él no debe ser siempre el que tome la iniciativa

Los tiempos han cambiado y sabemos que nuestros chicos no siempre deben dar el primer paso. Nosotras también podemos demostrarles nuestro amor de diferentes formas. El compromiso que se consuma con una boda, significa atención por parte de ambos.

Prométele…

El día de su boda, puedes sorprenderlo con promesas hechas desde tu corazón.

  • No me convertiré en tu mamá en los momentos que necesites centrar tu mente en algo. Soy tu compañera de vida y te apoyaré siempre…

Motivarlo a alcanzar sus objetivos

  • Aunque también te diré que estás actuando mal cuando sepa que es así.
  • Siempre te motivaré a lograr tus objetivos y no me convertiré en un impedimento para que los lleves a cabo.
  • Te cuidaré cuando estés enfermo y no te sacudiré fuerte cuando empieces a roncar.

Explicarle la razón de tus cambios de humor

  • Sabrás cuando esté en mis días complicados, para que sepas que mis cambios de humor no tienen nada que ver contigo.
  • Cuidaré mi salud y te invitaré a que cuides la tuya también
  • Al ir de compras, no me enojaré si no te quedas afuera de las tiendas esperándome. Tampoco te obligaré a que cargues mi bolso o las bolsas de las compras. Me sentiré feliz si quieres entrar conmigo a ver lo que voy a comprar.
  • Me sentaré contigo de vez en cuando a ver tu programa o deporte favorito, aunque no tenga ni idea de qué trata.

Intentar llevarte bien con su familia

  • Trataré de que la relación con tu madre sea buena o, al menos, educada.
  • Si quieres salir con tus amigos o invitarlos a la casa no me opondré.
  • La opinión de ambos siempre será tomada en cuenta cuando se trate de asuntos del hogar.
  • Me encargaré de que no olvides lo mucho que te amo y que soy feliz de ser tu esposa y de compartir la vida contigo.

Este video te puede gustar