Preguntas impertinentes que escuchamos todas las embarazadas

Ahora que soy mamá, he conocido a muchas mujeres que también lo son. Al compartir algo más que la fascinación por la moda, nos reunimos cada semana a platicar de diferentes temas. Uno de los más recientes fue sobre las preguntas impertinentes que todas escuchamos durante el embarazo. Si tú ya has tenido hijos o estás a punto de, seguro te identificarás con una o más de estas situaciones.

“¿Vas a querer otro bebé?”

Muchas veces, cuando ya has tenido un bebé y vuelves a embarazarte, no falta quien plantee esta interrogante incómoda. La decisión de tener otro bebé es solo tuya y no debe importarle a nadie más. Deja de lado lo que los otros digan y si tú quieres tener otro hijo es tu decisión. Finalmente la que se va a meter en ese “lío” eres sólo tú y tu familia. Disfrútalo y que no te importen las preguntas impertinentes de los demás.

“¿Cuántas parejas sexuales has tenido?”

Una de las preguntas impertinentes que suelen hacer los médicos durante el embarazo es esa. Al ir a los chequeos siempre está presente. ¿De verdad es necesario tener que preguntar eso? No creo que eso tenga nada que ver o afecte o beneficie a tu embarazo.

“¡Estás muy joven!”

Si estoy joven o no para tener un bebé es algo que sólo me concierne a mí. Finalmente, la que va a tener y a atender a ese bebé soy yo. Así que si a ti también te han hecho el comentario, que te valga y solo enfócate en disfrutar. Los demás siempre estarán buenos para criticar, pero pregúntate cuántos de ellos te van a apoyar en cualquier sentido.

“¿Tu bebé fue planeado?”

Creo que es una de las peores preguntas impertinentes. Si fue o no planeado, es algo que no le compete a los demás. Lo mismo que con el comentario anterior. La que se va a encargar de cuidar a ese bebé eres tú. No te sientas mal si tu bebé no fue planeado.

“¿Estás segura de que es su hijo?”: (algunas suegras)

A una amiga le pasó que cuando su bebé nació, no se parecía a nadie (o al menos eso decía la suegra). En más de una ocasión la suegra le preguntó a mi amiga si ese bebé realmente era de su hijo. La verdad es que ese bebé sí se parecía a ellos, pero creo que más bien la suegra lo hacía para molestar a mi amiga.

“¿No te da flojera volver a empezar?”

Luego de tener un hijo y volver a embarazarte no faltará quien pregunte si no te da flojera volver a empezar. Si de verdad nos diera flojera volver a empezar no estaríamos con la disposición de volver a embarazarnos, ¿o sí?

“¿Segura que comes bien?, tu panza es muy pequeña”

¿Quién dijo que una mujer embarazada tenía que tener una enorme panza? El tamaño de tu vientre depende de muchas cosas. Ya sea que tu complexión es muy delgada, eres pequeña, tu bebé nacerá pequeño o muchas otras. No te mortifiques por lo que otros digan. Mientras el médico te diga que todo está bien, no tienes de qué preocuparte.

“¿Puedo tocarte la panza?”

Esta no es una pregunta impertinente precisamente, sino más bien incómoda, porque no a todas las embarazadas les atrae la idea. Hay mujeres a las que les encanta que todos toquen su panza. Sin embargo, también hay otras a las que no les gusta nada. Si como yo eres de este grupo, piensa que no tenemos por qué ceder y responder: “¡Claro, toca mi enorme vientre”.

Este video te puede gustar