Preguntas bochornosas que hacen los hijos

Me queda claro que las mamás tenemos experiencias bochornosas al por mayor. A veces pueden ser muy divertidas aunque hagan que nuestras caras se pongan rojas; pero también hay otros momentos en los que sin duda queremos decir “trágame tierra”. Soy mamá, sé mucho de esto. Pero también estoy en grupo de mamás en el que todas nos reunimos a platicar de la vida desde la maternidad. Nos guste o no, en muchos casos nuestro círculo social cambia porque dejamos de tener los mismos intereses. Por eso, para no quedarnos aisladas, es bueno salir y conocer a otras mamás con las que podemos compartir nuestras experiencias. Por ejemplo, lo más penoso. Éstas son algunas de nuestras experiencias.

“Él también tiene pene como yo”

Una de las mamás del grupo fue un día con su pequeño al doctor. Ella no tiene problema en hablarle de su cuerpo con los nombres reales. Por ejemplo, pene, vagina, testículos, ano. Cuando llegaron al edificio del hospital, subieron al elevador; en el que iba un señor y su esposa. De pronto, el señor comenzó a hacerle comentarios a su esposa sobre algo que le dolía. Aunque él trató de hablar en voz bajita para decirle que le dolía “ahí”, el hijo de mi amiga dijo “mamá, ¿ese señor también tiene pene?”. La esposa del señor comenzó a reír pero mi amiga se puso roja y tuvo que esperar a que llegara su piso.

“Tu amiga no se lavaba los dientes y por eso no tiene”

Otra señora del grupo siempre le ha dicho a su hija que debe lavarse sus dientes si quiere que permanezcan con ella durante muchos años. También le ha dicho que de no lavarse la boca, se le caerán los dientes antes de tiempo. Un día fue a su casa una amiga de mi amiga y cuando sonrió, su hija se dio cuenta que le faltaban dos dientes. Sin pensarlo le preguntó si le faltaban dientes porque no se lavaba la boca. Mi amiga se sintió apenada, pero en el fondo sabía que efectivamente, la otra mujer no tenía dientes porque no tenía buena higiene bucal.

“Sólo mi abuelita hizo mi fiesta”

Otra de las mujeres del grupo nos contó que cuando fue el festejo de su hija, pasó un momento realmente penoso, pero a la vez divertido. Llevaron a una animadora y cuando le pidió a la niña que pasara al frente, le preguntó que quién le había hecho su fiesta. La mamá grababa al fondo del salón y esperaba una respuesta grandiosa. Sin embargo quedó con el ojo cuadrado cuando escuchó la respuesta de su hija. Ella dijo “mi abuelita y mi papá fueron los que hicieron mi fiesta, mi mamá no hizo nada.” (Mi amiga pensó, qué bueno que no hice nada; sólo me tuve que parar temprano a hacer la comida, pedirle a tu abuelita que te peinara en lo que yo llevaba las cosas al salón y que te cuidara en lo que yo llegaba para poder arreglarme). La niña dijo, mi papá y mi abuelita se pusieron a decorar el salón y ellos me trajeron acá, pero mi mamá no hizo nada. WTF!

“Verdad que ella ya se va a morir”

Vivo en un edificio de varios pisos y para poder llegar pronto a casa, tomo el elevador con mis hijos. Un día nos encontramos con una vecina de otro piso. Es una señora de edad avanzada. Al subirse, nos saludamos con una sonrisa. Ella se quedó en la parte del frente y yo iba hasta el fondo con mis hijos. En un momento inesperado, mi hijo pequeño volteó y me dijo “mamá, verdad que ella ya se va a morir porque está viejita”. En eso volteó la señora, se nos quedó viendo, sonrió y se salió. Yo no sabía qué decir o hacer, me sentía realmente apenada.

“Su hija me está viendo y no puedo hacer del baño”

Otra mujer del grupo de mamás nos platicó que fue a una plaza comercial con su hija. Entró primero la pequeña al baño, pero cuando ella entró dejó a la niña con ella. Estaba tan concentrada haciendo del baño cuando de repente escuchó gritos. Su hija estaba asomada hacia el otro baño viendo a otra señora hacer del baño. Sin duda una de las experiencias más bochornosas.

Este video te puede gustar