Posturas para disfrutar de un rapidín de pie

 Todas amamos disfrutar de un rapidín de pie, ya sea con tu pareja, un amante o ese compañero de trabajo con quién tienes una relación prohibida. Es de lo más excitante del mundo. Aunque puede haber algunas veces en que los encuentros no sean como lo imaginamos. Ya sabes, el lugar puede estar demasiado apretado, no saben cómo quitarse la ropa, etc. Es por ello que te comparto las mejores posturas para disfrutar de un rapidín estando de pie.

Contra la pared

Es la mejor postura de todas. Además es muy práctica. Resulta fácil cuando llevas puesta una falda o un vestido, pero si no es el caso, no importa. Si eres de las mujeres que prefieren que ellos tomen el control, con esta posición tu pareja podrá hacerlo. Estarás apoyada contra la pared por lo que podrás mantener el equilibrio. Tus piernas estarán alrededor de su torso apoyadas en su espalda mientras él te carga y te penetra. Prácticamente tú estás sentada pero “flotando”, por así decirlo. Mientras él hace todo el trabajo, tú disfrutas del placer que te brinda este rapidín. Ambos quedarán muy satisfechos al final.

Sobre las escaleras

Tal como dice el título, esta posición es sobre las escaleras. Técnicamente no están de pie, pero estás agachada y él hace todo el trabajo. Es muy similar a la posición del perrito, pero sobre unas escaleras. Para él puede ser cómodo colocarse de rodillas o estar de pie ligeramente agachado con unos peldaños de separación.

El antílope

Y por último, la postura del antílope es muy satisfactoria. Similar a la postura en contra de la pared pero en este caso, él te carga. No hay ningún objeto detrás de ti que pueda sostenerte. Te lanzas a sus brazos y cruzas tus piernas apoyándolas en su espalda. Sin duda requiere una gran fortaleza física por su parte para sostener todo tu peso. Deja que él se encargue, tú relájate.

Este video te puede gustar