Posiciones sexuales para embarazadas

El deseo sexual no tiene porqué apagarse cuando estás embarazada. La idea es que las posiciones sexuales para embarazadas sean variadas para no caer en la monotonía. Sigue disfrutando de tu sexualidad y de tu pareja, no apagues esa llama porque temas a dañar al bebé, ¡nada de eso! El embarazo se puede adaptar a la actividad sexual. Hay posturas no son adecuadas para todo el periodo de gestación, pero hay otras que permiten la intimidad aunque la pancita crezca.

Disfruta de tu sexualidad

La posición del perrito permite una profunda penetración que satisface tanto a hombres como a mujeres. La posición no es complicada y no se lastimará ninguno de los dos. Lo mejor es que ejercerá presión sobre tu abdomen. Además no realizas ningún esfuerzo. El único inconveniente es que no se puede hacer después de los cuatro meses, pues el peso de la barriga puede cansar a la mujer y lastimar la espalda. La cucharita es otra opción. La posición no es cansada y perfecta pues el contacto es total. Hay besos, caricias y abrazos, pueden tocarse todo el cuerpo, especialmente las zonas erógenas.

¡Aumenta la intensidad! Más posiciones

Otra posición es el columpio. La postura es buena pues la mujer controla el ritmo y penetración. La vista es placentero para los hombres, ya que la mujer le da la espalda a su pareja y la sensación de ser dominado es muy excitante. La desventaja es que es una posición muy cansada y el peso del abdomen puede ocasionar que la mujer ejerza más fuerza.

La mejor propuesta para tener sexo

Sexo en el agua. La posición de los nadadores es placentera pues el agua aligera el peso de la mujer. Es decir, no carga su peso y el hombre tiene más facilidades para penetrarla pues las posiciones son más fáciles. Solo es preciso tener cuidado para no resbalar; además, no usar ropa es una gran ventaja.

¿Qué otra posición consideras buena? Compártenos tus ideas.

Este video te puede gustar