Posiciones de pie que funcionan para tener un orgasmo

Al momento de explorar nuestra sexualidad siempre buscamos la manera de llegar al clímax total. Para alcanzarlo puedes intentar la masturbación o tener una relación sexual. Si quieres probar algo nuevo con tu pareja puedes probar varias posiciones. Algunas de ellas pueden ayudarte a tener un orgasmo más intenso. Checa estas posiciones de pie que te servirán para tener un orgasmo que no olvidarás.

El puente de madera

Realizar esta postura es un poco complicado, sobre todo para el hombre, ya que se necesita mucha elasticidad de su parte. Si tu pareja no tiene problemas de espalda pueden intentarla. Para esta postura es necesario que el hombre sostenga todo su peso con sus brazos y piernas. Luego, doblará la espalda para simular un arco. Es preciso que te subas en él de modo que quedes parada. Esta posición hará que la penetración sea profunda y disfrutes al máximo.

Contra la pared

Esta posición es más fácil que la anterior. Tu pareja tendrá que ayudarte a levantarte del suelo, después te colocará de espaldas a la pared. Para que tengas una mejor estabilidad, coloca tus piernas alrededor de su cintura y tus brazos sobre sus hombros. En esta postura él tendrá mayor libertad de movimiento, por lo que la penetración puede ser lenta o rápida. Esta posición permite que la penetración sea profunda.

Los bailarines

¿Has notado que al bailar tango la mujer suele elevar una pierna? Pues esta posición se llama así por que simula el baile de una pareja. Para hacerla, ambos deben estar de pie frente a frente, después lleva una de tus piernas a su cintura enganchándola. El tomará tu pierna para mantener el equilibrio. Con esta posición podrán besarse mientras él te penetra.

El abrazo total

Si a ti te gusta que tu pareja lleve el control del encuentro íntimo entonces esta posición es para ti. Es preciso que él te cargue y una vez que estén cara a cara, enrolla tus piernas en su cintura y coloca tus brazos en sus hombros. Acércate lo más posible y abrázalo, después deja que él lleve el control y decida de qué manera penetrarte. Como ves, esta posición es parecida a la pared, la diferencia es que no tienes un apoyo donde recargar tu espalda. Si lo deseas en esta postura también puedes estimular tu clítoris.

 

Este video te puede gustar