Por todo te van a criticar, lo mejor que puedes hacer es dejar de darle poder a las palabras externas…

A menudo las chicas que buscamos bajar de peso, cumplir los estandares de belleza que toda la vida hemos visto en los medios. De cierta forma sabemos que el estar flacca, muy curvilínea, tener las pompis más grandes o tener un abdomen plano. Es un reflejo de lo bien que estás haciendo las cosas con tu salud. Pero en realidad, no tanto.

Buscamos ser lo que los hombres quieren

No en todas las ocasiones, pero ciertamente queremos tener ese estandar de belleza para conseguir alguién que nos ame. A veces llegamos a pensar que al no estar flacas o curvilíneas el amor no llegará a la puerta. Más allá de buscar la salud todos los días en la comida que ingerimos, buscamos el odio. Cuántos kilos de odio te llevas a la cama… como dice Julia Roberts en esta película tan famosa de comer ,rezar, amar. La verdad es que de cierta forma yo siempre me he llevado kilos de odio a la cama.

Si me vieras sería juzgada

Y no por estar gorda, si no porque tengo un cuerpo que cumple con la mayor parte de los estándares de belleza. Es muy triste porque parece que las chicas que tienen un cuerpo fit, tienen la vida resulta.Todo el mundo lo piensa. Pues déjame decirte que es mentira. A menudo recibo comentarios indeseados de muchos hombres. Me han sugerido me opere las boobs porque es lo único que me falta para estar “perfecta”.

Perfecta ¿para quién?

Perfecta he estado cuando logro mis objetivos, como una vez que me propuse escalar una montaña yo sola. Me he sentido perfecta cuando tengo unos kilos extra y mi cuerpo agarra una forma más curvílinea. También me he sentido perfecta cuando mi cuerpo cicatriza, como la vez que me caí de la bici y se me hizo un hoyo en la rodilla. Desde hace muchos años deje de subir fotografías de cuerpo completo a mis redes, porque nadie se salva del hate.

Tampoco me toman muy enserio

Soy una chica que se levanta con el gallo a entrenar, durante el día trabajo peor que esclava, por las noches vuelvo a entrenar y dedico unas horas del día a leer o relajarme. Mis días son lo que podría decirse una vorágine de trabajo y un intento de conseguir mis metas.Y sí hay días que me rindo, ayer justo llore de frustración y pedí una pizza para llorar. Porque al igual que muchas, suelo refugiarme en la comida. No suelos ser tomada muy enserio intelectualmente tanto por hombres como por mujeres. A pesar de tener dos carreras universitarias y varios diplomados.

Por todos lados ofendo a todos

Young woman in the swimming pool

A veces mis propias amigas me hacen comentarios como ” uff si, presume que estás flaca” porque traigo puesto un crop top que me gusta. Pero si me visto con ropa holgada muchos me dirán “uff que fachosa vienes” la verdad es que a través de los años he aprendido que no importa que tipo de cuerpo tengas, el color de tu piel o lo inteligente que seas. Siempre va a haber alguien sintiendo el derecho de meterse en tu vida, tus gustos, tu cuerpo, etc…

Con los años aprendí a no vivir como victima… un poco a la mala

A veces aún me tropiezo. Pero ahora sé que si quiero subir una foto en ropa interior estoy en mi derecho, así como estoy en mi derecho de bloquear inmediatamente a estos hombres que me piden “fotos sexys”. Es el trabajo de cada persona aprender a vivir en su propia piel, aunque a veces eso signifique dejar de lado a muchas personas en el camino.

Nadie tiene derecho a opinar sobre lo que comes, la forma en la que vistes. Pero aguas, también nos toca a nosotras ser lo suficientemente inteligentes como para dejar de lado estas actitudes toxicas en nuestra vida.

Este video te puede gustar