Por qué debes decirle NO a tus hijos de vez en cuando

Cuando nos convertimos en padres, deseamos hacer todo lo que está en nuestras manos, por el bien de nuestros hijos. Lo malo es que nadie nos enseña a ser padres. Creemos que cada cosa que ellos soliciten debe ser cumplida. Sin embargo, es importante saber que debes decirle NO de vez en cuando.

Pequeños e indefensos

Cuando los niños son pequeños, los vemos como seres indefensos. Al mirarnos o hablarnos sentimos que nos derriten y eso es suficiente para que ellos crean que tienen el control. El problema es que si no les marcamos el límite, llegará un punto en el que no tendremos la autoridad necesaria para guiar sus caminos.

Comodidad ¿o qué?

Como papás, a veces pecamos al momento de educar y criar a nuestros hijos. Con tal de no verlos tristes o carentes de algo, buscamos la forma de darles todo lo que piden. Creemos que así estarán contentos en todo momento. Sin embargo, nos olvidamos que al hacer eso, lo único que conseguiremos será malcriar a nuestros hijos.

Daña a toda la familia

Lo malo de malcriar a los hijos es que el problema va absorbiendo a toda la familia. Debes decirle NO de vez en cuando, pues piensa que más adelante las consecuencias las pagaría él.

Libertad o permisividad

Una cosa es que queramos darles libertad a nuestros hijos en sus decisiones o experiencias. El problema es que al exagerar en esa “libertad” podemos caer en la permisividad. Ellos se sentirían con el derecho ya no de pedir sino exigir algo en el momento que ellos quieren. Por eso es importante dejar en claro las reglas y los límites.

No te doblegues ante él

A veces resulta complicado mantenerse firme ante los hijos, pero es necesario por su propio bien. De no hacerlo, ellos nos toman la medida y se encargan de decidir cuándo y cómo manejarnos. Incluso aunque te haga sentir la peor mamá del mundo, no debes ceder a sus manipulaciones. Hacerlo, hará que él sea el que tiene el control sobre ti.

Este video te puede gustar