Cómo ponerle límites a tu suegra

¿Crees que debes ponerle límites a tu suegra? Las mamás pueden ser de lo más entrometidas (por decir lo menos) con la pareja de su hijo. Muchas veces quieren opinar en asuntos que solo les competen a ustedes dos. Así que es necesario que entre ambos decidan qué postura van a tomar frente a la conducta de su madre.

¿Cómo poner límites a tu suegra?

shutterstock_165077621

Si tu suegra es entrometida, toma decisiones o iniciativas que no le corresponden, quiere opinar sobre la forma en que tú y tu pareja llevan su casa y no dices nada porque temes un conflicto con su hijo, tranquilízate. No te preocupes, hemos encontrado formas para que le pongas límites a esa mujer. ¡Hasta aquí!

Habla con tu pareja

shutterstock_90146332

Es necesario que siempre haya comunicación entre ustedes dos. Pues así será sencillo decirle cómo te sientes en esa relación suegra-nuera. Lleguen juntos a un acuerdo para que no parezca que eres solo tú quien ha tomado la decisión porque tienes tú el problema.

Él debe dar el primer paso

shutterstock_74106664

Si decidieron hablar directamente con ella, es él quien debe hacerlo. Si se lo dices tú, lo tomará personal y se sentirá ofendida. Será mejor que él tome cartas en el asunto como primer intento, pues no queremos que piensen que eres tú la del conflicto.

¡Hazlo tú!

shutterstock_327925733-1

Si no funciona porque, al parecer, ella cree ser la reina de la casa, entonces ahora hablas tú. Ella debe saber que ya no es su familia, que es la tuya y que debe respetar las reglas que tú y su hijo impusieron en su casa. Debes decírselo siempre con mucho respeto y educación, pero también de manera muy firme para que no tenga cómo argumentar nada y acepte la decisión.

Ceder

shutterstock_298382936

También debes valorar la situación y reconocer si eres tú quien propicia algunas situaciones incómodas. Así que, si es así, tendrás que ceder en algunas ocasiones. Es una buena opción aunque no lo parezca, pues ella lo notará y se dará cuenta de que no tienes intención de competir o amenazar. Entonces ella también empezará a ceder. Si esto no fuera así, tendrás que agarrar al toro por los cuernos y mostrar quién eres.

Respeto

shutterstock_125020922

Es importante que siempre que te dirijas a ella lo hagas sea con mucho respeto, sin segundas intenciones, pues ante todo es la madre de tu esposo y abuela de tus hijos (si es que ya los hay). Lo que tratamos de hacer es limar asperezas para que la convivencia sea sana las veces que sean necesarias. Sí, porque también pasa que queremos estar pegados a la familia de alguno de los dos. ¡No! Ustedes también necesitan espacio de pareja y con sus hijos. Procuren eso y los suegros lo entenderán.

¿Qué opinan? ¿Ustedes cómo han resuelto esta situación?

Este video te puede gustar