Pequeños actos que malcrían a cualquier niño

Ser mamá no es tarea fácil. Sin embargo, cualquiera que sea la situación que cada mujer enfrente para educar a su hijo, hay ciertas conductas que son inadmisibles. De hacerlo, estarías en camino de malcriar a cualquier niño. 

Los problemas de actitud pueden ser el resultado de lo que algunos padres piensan que es una buena educación. Reflexiona un poco sobre los siguientes puntos, pues si bien es cierto que nadie nos enseña a ser padres a veces perdemos el piso con tantas preocupaciones. Estas son algunas pautas con las que, seguro, malcriarías a tu pequeño.

Deja tu vida atrás

Portrait of scared baby against crazy mother with pan on head

Portrait of scared baby against crazy mother with pan on head

Para empezar, olvida la vida que tenías antes de ser madre. Déjala atrás. Tu pareja, tu salud, tu personalidad, tus hobbies y todo aquello que te hacía feliz abandónalo para dedicarte únicamente tu hijo. Tu relación de pareja puede esperar, igual que tus intereses como persona, porque lo más importante es tu hijo. Entonces, tu objetivo ya no es ser feliz, amar a tu pareja o concluir tus metas. ¿Vida? ¿Qué es eso? Solo debes estar al pendiente del niño, tal dedicación convierte a tu existencia en todo un sacrificio.

Dale lo que quiera para calmarlo

kid shouting and crying during a temper tantrum

Berrinches todos los niños los tienen, pero si quieres echar a perder al tuyo no dejes que le ocurra. Apenas ponga cara triste o haga puchero, dale lo que quiere y esté a tu alcance para calmarlo, aunque sea inadecuado. Vamos, no dejes que tu hijo “sufra” por ese juguete que no querías comprarle, corre a conseguirlo. No sea que tu hijo sufra un ataque por la falta de ese lujo que no puede tener el 0.2 % de los niños del mundo.

Celébrale el chiste

giphy (84)

Uno nunca sabe de dónde los sacan. De la tele, el radio, el iPad, etc… Si tu pequeño aprende una mala palabra, celébrale el chiste. Quizá al rato aprenda algunas otras y quiera presumírtelas o se las cuente al resto de sus compañeritos. Y ¿por qué no?, a tu familia también.

No le pongas límites

Unhappy Baby In High Chair At Meal Time

Vas a traumar a tu hijo limitándolo y haciéndole entender que hay consecuencias para sus actos. Tu pequeño debe desarrollarse bajo su propia naturaleza, sin  restricciones de ningún tipo. Como un salvaje. Puede comer cuántos caramelos desee, tomar los juguetes ajenos cuando se le antoje, dormir cuando le venga en gana, pegarle a los demás niños, jugar brusco con su padre y familiares , comer en el piso… ¿Qué no son así todos los niños?

Olvida la educación espiritual

Grumpy young girl

Enseñanzas religiosas… ¿para qué vas a hacerle creer al niño preceptos que a lo mejor en un futuro él no admite? Déjalo escoger la religión que quiera cuando crezca. Déjalo sin nada con qué alimentar su alma. Él solo será capaz de reconocer qué fe seguir, porque crecerá sin saber nada acerca de ello.

Déjalo holgazanear

giphy (86)

No importa si la maestra te ha enviado un recado que dice que tu hijo no hizo la tarea y está reprobado. ¡Qué va a saber la maestra! Tu hijo no es flojo, es especial, es índigo. Ella es la que está equivocada y debes hacérselo saber a tu hijo. Todo lo que diga la maestra de tu pequeño es erróneo; de hecho, lo que le ha enseñado también. Descalifica la acción educativa de los maestros, de esta forma nadie más que tu hijo podrá dictar qué hace mal.

Permítele abandonar tareas

giphy (89)

Si de verdad quieres echar a perder a tu hijo, permítele dejar actividades y tareas a medias. No dejes que levante sus juguetes o tienda su cama. Tanto tiempo tarda en terminar una actividad, que mejor la haces tú antes de desesperarte. Está bien si come golosinas o alimentos diferentes al menú que preparaste para toda la familia. No importa si no promueves la formación de hábitos saludables, que se lave los dientes o se corte las si quiere.

Y si lo inscribiste a una clase extraescolar, como fútbol o dibujo, y a la tercera sesión ya no quiere ir, déjalo, así no completará ninguna meta en su vida.

Sobre Protégelo siempre 

giphy (90)

Las personas no entienden lo inteligente y especial que es tu hijo. Las maestras y las demás madres lo rechazan porque juega un poco más rudo que los demás niños. Justifícalo cualquier acción, por mala que sea y defiéndelo a muerte. Siempre le echan la culpa a él, pero el niño es muy impulsivo ¡y tiene tanta energía!

Sobreprotege a tu hijo, no lo dejes salir con sus amigos a jugar ni que se quede en casa de nadie. Cualquier persona fuera de tu familia puede ser peligrosa. De campamentos o cualquier otra actividad extra escolar ¡ni hablar! No lo involucres en ninguna actividad en la que no puedas monitorearlo todo el tiempo.

Empiezan como niños consentidos, pequeños dictadores en sus casas que se vuelven adolescentes sin rumbo

The boy plays phone, having put feet on the piano

Exceso de atención y sobreprotección obstaculizan el desarrollo de todo niño. El pequeño crece con muchas frustraciones, pues se le enseñó que podía tenerlo todo sin esfuerzo. Por eso, desde chicos debemos aprender a manejar la frustración y aprender que a veces las cosas no son como nos gustan.

Amar a tu pequeño no significa solaparlo en las cosas malas ni consentirlo de más. Equilibra su educación, así, cuando sea un adolescente será mucho más feliz. 

 

Este video te puede gustar