Pensamiento todo o nada

¿Alguna vez has conocido a una persona que tenga este pensamiento de todo o nada? Suelen ser las típicas mujeres que sienten que estás a favor o estás en contra de ellas. Su pensamiento blanco o negro no admite escalas de grises, busca cualquier excusa para empeorar o engrandecer las cosas.

El pensamiento dicotómico

shutterstock_330238511

A este razonamiento se le llama dicotómico debido a que la persona solo puede ver las cosas en blanco o negro, todo o nada. Es una distorsión cognitiva de una idea o pensamiento erróneo que es sumamente exagerado por la persona en cuestión.

Cuando somos niños nuestro pensamiento se divide en dos grandes bloques incorruptibles: lo bueno y lo malo.  Cuando van pasando los años, este pensamiento se va moldeando conforme a nuestras experiencias. Entonces se vuelve una escala de grises en las que se involucran nuestros valores y creencias. Las personas que padecen este trastorno suelen ver las cosas fuera de la realidad

Es un trastorno bastante común

shutterstock_368603057

Cómo ya lo hemos tocado, este trastorno es más común de lo que parece. Puede llevar a algunas personas a tomar decisiones impulsivas, como dejar el trabajo o acabar con una relación amorosa. Estas personas no pueden aceptar el hecho de que las cosas tengan un equilibrio. Para ellos es o todo o nada, y es aún más común en personas con baja autoestima, inseguridad, trastornos de depresión y celos.

También es frecuente en aquellas con trastorno límite de la personalidad. La realidad poco realista a la que se someten les provoca una gran depresión que puede llevarlos al suicidio.

¿Cómo tratar a estas personas?

CBC what huh dragons den michele romanow

En algún punto es probable que te encuentres con una de ellas. Tratarlos va a ser difícil, pero no imposible. Siempre ten en mente que nunca vas a poder complacerlos, así que no te frustres con alguien así. Estas personas suelen a menudo manipular a otras para hacerlas sentir culpables.

No es culpa tuya si alguien piensa en términos de todo o nada. Cada quién es responsable de sus pensamientos y de sus emociones. Evita a toda costa la confrontación con ellas. Si te pide algo es mejor que le repitas sin parar que no lo puedes hacer. Darle explicaciones no es nada prudente.

El pensamiento todo o nada no es nada sano. Si conoces a alguien así lo mejor es alejarte, pues su negatividad te va a llevar a la frustración. Sigue siendo tan positiva como ahora, eso te llevará a una mejor vida.

Este video te puede gustar