Patanes de la tele que en algún momento amamos

Recuerdo que desde pequeña, mi abuelita siempre me decía que debía cuidarme de los hombres. Mejor dicho, de los patanes. En un principio no entendía a qué se refería, pero poco a poco fui dándome cuenta de todo. Principalmente porque el amor surge cuando menos lo esperas y de quien menos te imaginas.

Falsas esperanzas

Todas hemos pasado por un “amor” que preferimos ocultar gracias a que era todo menos lo que prometía ser. Al principio creíamos que era la persona ideal, pero poco a poco nos dimos cuenta de que no era así. Para dar ejemplos de patanes Hollywood se pinta solo. De diversas maneras nos ha mostrado que los patanes están en todas partes y a veces son quienes menos esperamos. Su pinta es la de un chico cualquiera, pero con ciertas actitudes desenmascaran a su verdadero yo.

Chuck Bass

Todas las chicas que amaron Gossip girl tanto como yo empezaron odiando a Chuck para terminar amándolo. El hombre es guapísimo y tiene una mirada que derrite a cualquiera, pero hay que aceptar que era un verdadero patán. Al menos así lo mostró en varias ocasiones (incluso cuando creíamos que ya había cambiado). Ningún hombre de verdad sería capaz de vender a su pareja para no perder una propiedad.

Hache

El actor de Tres metros sobre el cielo vuelve locas a muchas sin importar su acento español (¡olé!). Las pelis siempre nos han hecho amar a los chicos malos. Además, los muestran como seres que al final cambian por amor. Seamos honestas, en la realidad eso no sucede. Un hombre que es patán una vez, lo será una y otra vez sin fijarse en quién sea la “víctima”.

Christian Grey

El famoso protagonista de 50 sombras de Grey está en la lista de patanes. Este tipito camina por la vida creyendo que todo y todos son objetos que puede tener a su merced. Así lo demuestra con Anastasia cuando decide condicionarla sobre cómo debe actuar. ¡Por Dios! ¿Quién va a querer a un hombre así?

Joy

Una de las películas favoritas de nuestra adolescencia fue 10 cosas que odio de ti. ¡Ah!, todas amamos a Heath Ledger cuando se paró en el campo de futbol para cantarle a Cat. Basta recordar sus bellos ojos claros y su cabello despeinado… Bueno, creo que me salí un poco del tema. Joy es el personaje que siente que todas desean pero pocas merecen. Piensa que todo en la vida el es aspecto físico y deja ver que no tiene nada de cerebro. Por cierto, a este no lo amamos tanto, pero de que es patán, lo es.

Este video te puede gustar