Sexting: ¡disfrútalo sin miedo y sin riesgo!

Todas alguna vez hemos enviado una foto o video cachondo, ¿cierto? Esta nueva tendencia de pronto tomó fuerza y, sí, siempre ha existido, pero ahora es muy popular entre los jóvenes. La pregunta es: ¿utilizas de forma correcta o discreta tus fotos y video? Si no sabes cómo utilizar esta tendencia, corres riesgo de sufrir ciberbullying. El sexting es el envío de mensajes, fotos y videos sexuales para subir la temperatura de la conversación; ¿lo has hecho?

 Fotos, mensajes y videos

Antes de enviar contenido sexual ¿te has detenido a pensar si esa persona es confiable? No  estoy tratando de asustarte porque todas alguna vez lo hemos hecho, pero toda acción tiene un riesgo. Seguro te resulta divertido y atrevido el sexting, pero ¿realmente sabes disfrutarlo con responsabilidad? En internet se propagan cientos de fotos y videos sexuales, de forma incontrolable. ¡No te confíes! Recuerda que lo que se comparte en internet se queda en internet.

¡Claves para el éxito!

Enviar y distribuir imágenes y videos con contenido sexual  infligen muchos artículos del código penal. Piensa antes de compartir información que no sea tuya. Las plataformas “seguras” son fáciles de destruir, basta con una impresión de pantalla para mostrar el contenido que enviaste. Por eso asegúrate de tomarte fotos donde no muestres el rostro ni tatuajes, perforaciones, cicatrices y lunares pues son marcas que se detectan rápido. No envíes contenido a personas que no conoces, asegúrate de que a quien le envíes los archivos los borre de inmediato y no los use en tu contra. Cuida lo que muestras, hay ciertas cosas que es mejor hacerlas durante el sexo.

Utiliza aplicaciones adecuadas

Que mejor que descargues en tu móvil aplicaciones seguras que te respalden, es decir, aquellas que te notifiquen cuando tu información está siendo utilizada de forma negativa y te pone alerta cuando esa persona está usando tus fotos con otra finalidad.

¿Lo has prácticado? ¡Cuéntanos!

Este video te puede gustar