Acciones que hacen que tu pareja crea que eres una rogona

Digan lo que digan, somos muchas las personas (tanto hombres como mujeres) que no sabemos tener una relación sana. Y es que no es una tarea fácil, especialmente si no tuvimos un ejemplo a seguir. Esta falta de conocimiento nos lleva a cometer muchos errores, como por ejemplo: parecer rogona. Esta característica no es nada agradable para la mayoría de los hombres y es peligrosa, pues suele atraer a hombres abusivos. Checa si te identificas con las características de la lista, no vaya a ser.

1. Cancelas tus planes por verlo a él

Cuando dejas de salir con tus amigos o de ir a los lugares que te gustan por verlo a tu pareja, estás dando el primer paso para perderte en él. Si él es abusivo, le sienta perfecto pues tus sentimientos serán super intensos y te aislarás de tu familia y amigos. Si, en cambio, él busca una relación saludable inmediatamente pensará que eres una rogona. Los amigos de verdad no se abandonan al empezar una relación.

2. Nunca te permites enojarte, aun si te ofende

He conocido a mujeres que su pareja les llama putas en público y siguen con él. Cruzar la línea del respeto es un enorme foco rojo para tu relación. Incluso evitar cualquier tipo de enojo es dañino para tu relación. Cada vez que callas algo que te molesta te arriesgas a guardar rencores. Las relaciones sanas no son aquellas que nunca pelean, más bien son aquellas que saben resolver sus conflictos.

3. Le dedicas todo tu día

Me refiero a que además de verlo te la vives pegada al celular o contactándolo en redes sociales. Quizás salgas con amigos, pero sigues comunicándote con él. Es cierto que hay una etapa rosa de la relación donde él no sale de nuestra cabeza. Sin embargo, es muy diferente cuando no superamos esa etapa o detenemos nuestra vida por él.

4. Descuidas lo que te importa por él

Quizás sean tus amigos, tu familia, hobbies, escuela o trabajo. El punto es que todo eso pasa a segundo plano en cuanto él necesita algo. Quizás tú pienses que es un gesto romántico, pero él piensa que eres una rogona. Hay una línea muy delgada, ten cuidado de no cruzarla.

5. Siempre tienes la iniciativa

Suena frío pero pasa. Quizás él no te busca, no crea planes para que salgan o, peor aún, no tiene iniciativa sexual. Y así terminas tú de rogona llevando la carga de la relación por ti misma. Te mereces mucho más. Quien realmente quiere estar en una relación tiene el interés de procurarte.

6. Tratas de resolverle la vida

Puede que esto te provoque la sensación de que él te necesita. Como sea, terminas tomando el rol de su mamá cuidándolo y evitando que asuma cualquier tipo de responsabilidad. Eso no es tener una pareja, es adoptar a un hijo. Te mereces una relación en la que ambos se impulsen a mejorar y a fortalecerse individualmente. ¡Sólo necesitas darte la oportunidad!

7. Quieres saber siempre qué está haciendo

Y al final una novia rogona saca a relucir lo más tóxico de sí: los celos. Yo sé, son horribles y de verdad que te entiendo. Cuando uno mendiga amor es inevitable sentir que nuestra pareja tiene un pie fuera de la relación. Hasta la mujer con más confianza del mundo sufriría tener una pareja así. Y es así como poco a poco comienzas a descender por la horrible espiral de los celos, la inseguridad y la desconfianza. Te entiendo perfectamente. No obstante, más que justificarlo es momento de aceptar que esa relación no te está haciendo bien y por lo tanto él no es para ti.

Este video te puede gustar