7 mentiras que nos decimos cuando estamos perdidamente enamoradas

Todas en algún punto sabemos lo que es estar perdidamente enamoradas. Si bien es una etapa linda, es importante asegurarnos que mantenemos un punto de vista tan equilibrado como sea posible y no nos estamos engañando con estas peligrosas mentiras.

1. Lo necesito

 

 

Esta enorme mentira puede pasar desde el inicio de una relación hasta en las que llevan ya varios años juntos. La realidad es que eres una persona completa y no necesitas nada de él. Todos necesitamos ayuda en algún punto, pero eso no significa que tenga que provenir de él. Vivir sin esa idea te liberará y te enseñará a apreciar tu carrera, tu fortaleza, tus amistades y tu personalidad.

2. No lo dijo en serio

Cualquier tipo de abuso o maltrato es inaceptable. Sea un comentario, un empujón, una broma de mal gusto o un golpe. El formato del maltrato no tiene importancia, el punto es que es un foco rojo y una alerta para irte. No importa con qué razón se justifique él, si tú no estás dispuesta a soportarlo no temas en terminar la relación en el momento.

3. Tenemos que estar juntos tooodo el tiempo

Mentira. La vida es sumamente interesante y ajetreada. Si bien su relación es realmente una prioridad, no es necesario que deseches a todas tus amistades, tu trabajo y tu familia por él. Pasar demasiado tiempo juntos puede ser sumamente desgastante y ambos tienen derecho a convivir con más personas. El amor es estar juntos y ser capaces de estar separados. No asfixies tu relación en un vano intento por controlarla, esa es una manera casi segura de extinguir el amor.

4. Conmigo va a cambiar de opinión

Sea de política, religión, hobbie o el matrimonio mismo, es una enorme mentira. Tú no lo conoces mejor de lo que él se conoce a sí mismo. Así que si él te dice que esa es su opinión, más vale que le creas. El amor es aceptar quién es él en este momento sin cambios. Si estás dispuesta a aceptarlo, continúa con tu relación; si no, lo mejor es terminar por la paz.

5. El amor se trata de dar, no de recibir

En realidad las relaciones están llenas de altibajos y negociaciones. Hay momentos para dar y para recibir. Si bien no es buena idea llegar exigiendo altos estándares imaginarios, es importante saber que él está tan involucrado en la relación como tú por voluntad propia y no por compromiso.

6. No está celoso, lo que pasa es que sí le importo

Los celos vienen de un pequeño monstruo que llevamos dentro llamado inseguridad. Si tu pareja no confía en sí mismo, tampoco va a confiar en ti. Y va a hacer esfuerzos muy estúpidos y desgastantes por controlar cada aspecto de tu vida. Además, fracasará, porque uno no puede controlar a los demás. Así que identifica los celos y analiza con él de dónde provienen y si es posible trabajar en la confianza mutua para que las inseguridades desaparezcan. O si él necesita tomarse un tiempo para fortalecerse a sí mismo antes de estar con alguien más.

7. Tener sexo nos va a unir

El sexo no es una moneda de cambio para conseguir lo que quieres. Manipular a través del sexo es la mejor manera de arruinar tu vida sexual. Las conexiones profundas se realizan sin involucrar el sexo. No creas que el poder mágico del sexo es borrar los problemas de la relación o hacer que él te ame más de repente. Simplemente así no es cómo los hombres funcionan. El sexo suele ser punto y aparte, así que ni lo intentes.

¿Te has dicho alguna de estas mentiras? Abre los ojos, estar perdidamente enamorada no va hacer que sigas con ese patán. 

Este video te puede gustar