Para todas esas mujeres que aún no pierden la esperanza de tener un bebé

A veces el mundo parece un lugar completamente ilógico en el que unos merecen recompensas que otros desean con el corazón. Así como hay mujeres que aman a sus hijos con locura, hay que aceptar que otras tantas deberían valorar más a quienes tienen a su lado. Muchas mujeres siguen con la esperanza de tener un bebé y por desgracia no logran que sus deseos o súplicas sean escuchadas. Esto es para todas esas mujeres, que no pierden la fe, que siguen intentando todo lo que está en sus manos para tener la dicha de disfrutar la maternidad.

A ti, que no pierdes la esperanza de tener un bebé…

Deseo que sigas teniendo mucha fuerza para poder soportar esas dolorosas pruebas a las que someten tu cuerpo para saber qué está fallando. Espero que no te lastimen de tal manera que pierdas las ganas de luchar por tu sueño. No te debilites, pues eso hará que tu esperanza se vaya apagando y la única que la puede mantener viva eres tú.

Ignora las presiones de la gente

Sé que es complicado tener que lidiar con todos esos comentarios que hace la gente. Por ejemplo, el molesto “¿y tú para cuando?”. Creo que es uno de los peores comentarios que he escuchado; tanto para las mujeres que están en la lucha de tener un bebé, como para las que han decidido no tener hijos. Es molesto que la sociedad, nuestra familia e incluso amigos ejerzan tanta presión en nosotras.

Deseo que la dicha llegue a ti

Sé que tal vez te preguntas por qué hay mujeres tan jóvenes que ya tienen no uno, sino dos o más hijos y tú aún no lo logras. Por qué esas mujeres no se sienten dichosas de sus hijos, por qué no valoran los maravillosos regalos que tienen. Ellas pueden abrazarlos día con día, decirles cuánto los aman, recibir sus besos al despertar; y en lugar de eso sólo los regañan, les gritan o peor aún, los ignoran. Sí, son cosas que ni tú, ni yo, ni muchos otros entienden.

Deseo que ese día llegue pronto para ti

Ojalá pronto recibas esa noticia que tanto has esperado. Que puedas ver tu vientre crecer y escuches esos latidos de amor, dentro de tu ser. No te culpes por no tener esa dicha, mejor disfruta lo que la vida te ha dado ahora. No te canses de decirle a la gente que te importa, cuánto los quieres. Disfruta el cielo, ama a los animales, no vivas quejándote de todo. Enfócate en estar bien para ti y para la vida, para que si esa noticia llega, tú puedas recibirla de la mejor manera.

Este video te puede gustar