¿Papás dentro o fuera de la sala de partos?; yo digo que dentro

En el momento en que quedé embarazada, mi esposo estaba tan contento que siempre supe que estaría presente durante el parto. Mi esposo estuvo a mi lado en cada momento y el nacimiento de nuestro hijo es un hermoso recuerdo que compartimos. Hemos conocido futuros padres que dudan y cuestionan si deben estar en el parto. Permítame decirle esto a todos los futuros padres: supéralo, métete a esa sala de parto, participa y apoya a la futura mamá. ¡Todos los papás! ¡Sin excepciones!

 

Tomamos una clase de parto

Durante el embarazo, nos inscribimos a una clase de parto. A mi esposo no le agradaba la idea porque no era barato, pero fuimos un sábado y domingo (8 horas cada día con un descanso de 30 minutos). Resultó ser una gran idea. Fue muy informativo y beneficioso para papás primerizos. Nos explicaron el proceso de llegar al hospital y nos dieron una tour detallado del hospital. La instructora nos ayudó con el papeleo y fue útil tenerlo preparado de antemano. Nos mostró videos, nos enseñó ejercicios de respiración, representó diferentes escenarios y demostró cómo la pareja puede apoyar físicamente a la mamá embarazada. Conocimos a otras parejas y todos compartimos temores y preguntas comunes sobre el proceso. De 10 parejas, 2 padres dijeron que no estarían presentes durante el parto. Uno dijo que la idea de ver al bebé salir del vientre de su esposa le provocaba asco. El otro simplemente no tenía interés en ver a su bebé nacer por cesárea.

Permítanme repetir esto: todos los padres deben estar presentes durante el parto

No me importa qué circunstancia sea, pero mamás no le den a su pareja la opción de no estar presente. Y si vas a ser padre, no te atrevas a decirle a tu pareja que no quieres estar allí. Nada puede prepararte al 100% para lo que realmente sucederá durante el parto. Da miedo y nuestros cuerpos pasan por una transformación tan drástica. Por supuesto que habrá sangre y fluidos corporales. Por supuesto que es gráfico y no como lo pintan en las películas. Pero se necesitaron dos personas para dar vida a ese bebé y se necesitarán dos para dar a luz y criar a ese bebé. Si crees que no vas a poder con esas imágenes gráficas, toma agua, respira y aguántate.

 

Hay muchas cosas que los padres pueden hacer para ayudar

Lo más importante es brindar amor y apoyo. Puedes traerle sus cubitos de hielo, sostener su mano y frotar sus pies, preparar el ambiente de la habitación, darle masajes corporales y ayudarla a concentrarse en su respiración. No obstante, lo que más necesita es tu aprecio por lo que está viviendo su cuerpo. Dale palabras de aliento. Dile que lo está haciendo bien y recuérdele lo cerca que están de conocer a su bebé. Limpia sus lágrimas y bésala para darle energía para seguir adelante. Dale las gracias por ser fuerte y dile cuánto la admiras. Recuérdale cuanto la amas y dile que no tenga miedo porque estarás a su lado.

Mamás, sean directas con el padre y díganles lo que esperan y desean de él 

Sí, eres fuerte, pero no digas que no lo necesitas ese día. Sí lo necesitas. Él debe estar a tu lado y si se niega, esa es una conversación que tendrán que confrontar. Este es el comienzo de tu próximo capítulo en la vida y este momento los cambiará para siempre. Papás, lo diré una última vez: deben estar presente durante el parto. Será uno de los momentos más memorables de tu vida. Si estás nervioso, habla con alguien que ya lo haya vivido. No discutas con tu pareja y no tomes una decisión equivocada porque este es el momento crucial que afectará la forma en que comienzas la paternidad.

Este video te puede gustar