¡Qué oso!, aprende a prevenir las ETS

En la actualidad, parece ser que el mundo corre más a prisa de lo que debería ser. A estas alturas de la vida, el sexo seguro es un deber y no una opción a considerar. Debes aprender a prevenir las ETS para que no traigas problemas innecesarios a tu vida. Es importante que lo hagas por tu propio bienestar.

Nadie es inmune a las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual representan un grave problema de salud pública mundial. Nadie es inmune a ellas y afectan a personas de todas las edades, razas y niveles socioeconómicos. Simplemente en Estados Unidos, 19 millones de personas contraen anualmente alguna ETS. Por ejemplo, la sífilis es una enfermedad que estuvo a punto de ser erradicada. Sin embargo, se encuentra en aumento, principalmente en adolescentes y adultos jóvenes.

Aprende a prevenir las ETS

Infectarte de una ETS, más que ser causa de molestia o vergüenza, puede dejar secuelas permanentes en tu vida y salud. Algunas enfermedades pueden causarte cáncer o sida. También puedes tener problemas crónicos, como daños en los órganos vitales. Puedes padecer infertilidad si las ETS no son tratadas. Además, al no tratarte, puedes contagiar a otras personas.

¿Qué debes hacer?

  • Usa un condón cada vez que tengas sexo vaginal, oral o anal.
  • Evita involucrarte con muchas parejas sexualmente y mucho menos lo hagas sin protección.
  • Antes de relacionarte íntimamente con una pareja, conoce sus antecedentes de salud para saber que no pones en riesgo tu vida.
  • Cada cierto tiempo hazte pruebas de detección de ETS.
  • Acude con el ginecólogo una vez al año para que detecte cualquier anomalía a tiempo.

Evita…

  • A menos que estés segura que tu pareja estable no tiene ninguna ETS, evita que los contactos de él estén en contacto con los tuyos.
  • Evita las relaciones sexuales si alguno de los dos tiene lesiones como llagas en la boca, genitales o ano.
  • Tener sexo sin protección; no debe ser una equivocación.

Este video te puede gustar