Origen del mal de ojo y cómo curarlo

Seguramente has escuchado sobre el mal de ojo, una de las creencias más antiguas. En ella se dice que alguien ha tenido miradas o pensamientos maliciosos hacia ti. La envidia es el detonante para que esta maldición exista.

¿Sugestiones?

Es una creencia que ha trascendido épocas y culturas, mismas que la han adoptado de distintas formas. Se piensa que el mal de ojo nace como una mirada maliciosa que se alimenta de la envidia. De acuerdo con esta idea, alguien que está teniendo éxito en la vida atrae la envidia y celos de quienes lo rodean. Con el paso del tiempo la envidia se convierte en una maldición que acaba con la buena fortuna de esa persona exitosa.

Prevén el mal de ojo

De acuerdo a las creencias, hay diferentes talismanes que ayudan a protegerte de este mal. El nazar es tal vez el amuleto más conocido para ello. Tiene forma de ojo y se encuentra con facilidad en Turquía. En Egipto se usas colgantes del Ojo de Horus azules, que se cree son los antecesores del nazar. Actualmente, los talismanes más comunes son de cristal azul y se usan en collares o pulseras. Además, en algunas culturas se acostumbra usar ojos de venado como protección ante el mal. El hilo rojo también es ideal para este cometido.

Moda o protección

El color de la mayoría de estos amuletos es el azul, y actualmente las mujeres los incluyen en sus outfits. Aún no se sabe si los usan para sentirse protegidas o por lucir originales. Para los bebés, es común colocar los talismanes en sus cunas y carriolas, o  ponerlos en sus muñecas. De esta manera pueden estar protegidos de la mala vibra de algunas personas.


Este video te puede gustar