Cómo ordenar tu clóset en 6 pasos

Tienes un armario lleno de prendas y no encuentras qué ponerte… Es momento de ordenar tu clóset. Cada día elegir tu atuendo es cuesta arriba por que no sabes donde está cada prenda. Desconoces si las piezas del cajón están limpias o sucias. Ignoras por completo si tu pantalón favorita está en la tintorería o se lo prestaste a tu hermana. ¿Y la chamarra que adoras y quienes ponerte en la fiesta del viernes, donde quedó?

¿Nada qué ponerte?

Close up on a untidy cluttered wardrobe with colorful clothes and accessories, many clothes and nothing to wear.

Es oficial: tu clóset es un desorden y necesitas reorganizarlo. Es momento de que dediques unas horas para tal fin. Quizá el sábado sea conveniente. Así comenzarás la semana con tu armario en orden y tú podrás lucirte con ¡nuevas combinaciones de prendas!

Estos son los pasos para ordenar tu clóset.

1 Saca todo

Empty closet, working closet, cupboard in bedroom.

Para empezar, despeja tu habitación lo más posible, en especial la cama. Así podrás colocar la ropa encima. Consigue tres cajas, bolsas o canastas para la ropa. Y etiquétalas así: “descartar”, “reparar”, “donar”. Sí, es posible que tengas montaña de ropa, pero termines poniéndote lo mismo por una u otra razón… Lo más seguro es que necesitas ordenar tu clóset. Entonces, saca toda la ropa que guardas en el clóset y limpia los estantes y cajones.

2 Descarta

shutterstock_82011802

Evalúa cada prenda de acuerdo a su estado. Y en la caja-canasta etiquetada como “descartar” pon las prendas descosidas, rotas, desgastadas o decoloradas. En general todas las prendas que están en malas condiciones, incluida la ropa interior. Deshazte de los todo lo que esté más allá de cualquier arreglo, pero que te rehúsas a tirar. Por qué? El apego es fuerte…

3 Repara

Closeup of a blue striped mens dress shirt ready for tailoring with scissors, thread, needle thimble and tape measure. Horizontal format filling the frame.

No descartes las prendas que te quedan bien pero necesitan compostura. La blusa te encanta, pero necesita un botón, ponla en la caja para reparar. Si se trata de tu vestido favorito pero se descosió el dobladillo, ponlo en la caja de “reparar”. Te encanta el color de esa falda lápiz que compraste en oferta pero te queda grande, va a la caja de “reparar”. Sin embargo, si ha pasado un mes y aún no la has llevado a que la arreglen, quizá no te gusta tanto. Si es el caso, entonces considera donarla.

4 Organiza

women's dresses on hangers in a retail shop

  • Necesitas un método para ordenar tu clóset de modo que no pierdas tiempo al buscar tus prendas y armar tu outfit cada mañana. Organiza las prendas por tipo y cuelga las blusas y sacos en la barra superior del clóset de la más clara a la más oscura. O en el orden del arcoíris. En la barra inferior cuelga los pantalones y faldas también por color. Las prendas largas como abrigos y gabardinas, colócalas en la barra que tenga el espacio inferior más grande.
  • Ojo, para ordenar tu clóset de manera funcional necesitas ser radical. No te tientes el corazón, no hay motivo para conservar una prenda que en realidad no usas. Si la conservas por razones sentimentales guárdala en una caja separada de la ropa que sí te pones.

5 Guarda

Tiroir chaussettes

  • La ropa de punto que se deforma al colgarla guárdala en los cajones. Ya sean blusas o suéteres, dobla cada prenda, ponlas encimadas y luego gira el montoncito y mételo al cajón. De este modo, te quedarán las prendas de lado y no una sobre otra. Entonces, cuando saques una, las demás no se desacomodarán
  • Aquellas prendas que no vistas en la estación actual guárdalas en el estante más alto. Las que vayas a reparar colócalas en una bolsa para que no se ensucien. Las descartadas, ponlas en una bolsa de basura. Y dona las que están en buena condiciones a una casa-hogar. O a un sitio de acogida para mujeres.

6 Dona

Pretty volunteer holding clothes donation box

Tal vez tienes prendas en buen estado pero que no te quedan. Si no te favorece colócala en la caja de “donar”. Es muy probable que a otra persona le sirva más. Es decir: considera donar todas aquellas prendas que:

  • No te has puesto en un año.
  • Te encanta pero te queda chica.
  • Te gusta mucho pero te queda grande y no se puede ajustar.
  • Está pasada de moda y te hace sentir incómoda.
  • Ni te gusta ni te queda pero te lo regaló tu tía favorita.

Lograste tu meta: ordenar tu clóset de manera práctica y funcional; lleno de ropa que ponerte. Recuerda que poner orden en tu vida, te ayudará a ser más feliz.

Este video te puede gustar