Ojo, estás son las principales señales de que te diriges a un matrimonio sin sexo

Todas las parejas tiene sus momentos de crisis y de sequía sexual… ¡TODAS! Esto hace que algunas personas se pregunten: “¿por qué pasa esto?, ¿por qué el sexo ya no es como antes? o ¿por qué ya no quiere tener sexo conmigo o yo con él? De las tres preguntas, la que es como un semáforo en rojo es la última. ¿Por qué? Porque puede indicar que vas camino a un matrimonio sin sexo. Si quieres saber más al respecto, échale un ojo a las siguientes señales para saber si están viviendo esta situación y qué pueden hacer.

Entre dos y tres veces a la semana

De acuerdo con la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, más del 32% de los matrimonios tienen relaciones sexuales entre dos y tres veces por semana.  Y 47% lo practica varias veces al mes. Es decir, son cifras interesantes, ¿no? Ahora dime, ¿tu matrimonio encaja en estos porcentajes? Si tu respuesta es no, ojo con las siguientes señales.

Entre el trabajo, los pendientes, los niños (si es que ya los tienen) y otros asuntos, tú y tu pareja no tienen tiempo para el cuchi cuchi. Y cuando lo tienen, prefieren descansar. Sin embargo, algunos sexólogos explican que “no tener tiempo” no debe ser usado como una excusa para no tener relaciones sexuales. ¿Por qué? Porque tanto tú como tu pareja necesitan de esos momentos para fortalecer sus lazos afectivos. Y si lo quieres ver desde el punto de vista de la salud, tener una vida sexualmente activa ayuda a reducir el estrés. Así que en lugar de decir “no tengo tiempo”, busquen maneras de aumentar el deseo de encontrarse. Por ejemplo: organicen una cena romántica y usen el “sexting”.

No hablan sobre las relaciones sexuales

Aunque suene raro, algunas parejas nunca han hablado de las relaciones sexuales porque se sienten incómodas. Sin embargo, una de las bases de toda relación es la comunicación. Y entre los temas a tocar ¡claro que tiene que estar el de las relaciones sexuales! En primera, no estás hablando con un desconocido, sino con tu esposo. En segunda, ¿cómo pueden saber lo que quieren, lo que les gusta o no les gusta o lo que quieren experimentar si no hablan del tema? Esto evidentemente afectará su vida sexual, ya que su intimidad no florecerá, sólo se quedara estancada. Así que es obvio lo que tienen que hacer: romper esa barrera y hablar de sexo.

Adiós fantasías

Dicen que el matrimonio puede caer en la monotonía, igual que las relaciones sexuales. ¿Por qué? Porque llegas a conocer a tu esposo y él a ti, de modo que ya saben qué ocurrirá en el cuchi cuchi, lo cual no es necesariamente lo que desean. Por ese motivo no deben renunciar a las fantasías, ya que son una manera de visualizar “nuevos” escenarios. Éstos pueden motivarlos, excitarlos y dirigirlos a una excelente vida sexual. Que no te dé pena ¡y echa a volar tu imaginación!

Bye, bye, romance

 Con el paso de los años, puede que únicamente vayan a la cama y hagan lo que tengan que hacer para llegar al orgasmo. Pero, ¿te diste cuenta de qué nos saltamos? ¡Pues los preliminares! Éstos son los que encienden la pasión. Digamos que no “invertir” tiempo en esa conquista sólo ocasionará que las relaciones sexuales sean aburridas. Por lo tanto, y obviamente, no habrá deseo sexual. ¿Qué puedes hacer? Reinventen sus besos y caricias, intimiden en un lugar que no sea la cama y vayan con calma, disfruten cada momento.

Este video te puede gustar