Ojo, el amor de tu vida no es el que…

En diferentes momentos de la vida, te relacionarás con distintas personas y puedes pensar que varias de ellas son el amor de tu vida. Puede que con las acciones y comportamientos te des cuenta que no todas lo son, pero sin duda, cada una de esas personas dejará un aprendizaje en ti. Lo más importante es que aprendas a distinguir qué actitudes o comportamientos NO son sanos y te alejes de esa relación. Jamás debes quedarte con alguien por miedo o porque pienses que no encontrarás a alguien mejor. Siempre es mejor alejarte, antes que pasar experiencias dolorosas o desagradables.

Es importante que sepas que ese chico NO es el amor de tu vida si…

Si terminas con él muchas veces y siguen regresando…

Podrás pensar que tiene algo de romántico el hecho de que terminen y a la semana ya te esté buscando, o tú a él. Sí, tal vez hemos visto un patrón similar en las películas, pero en la realidad eso no es nada sano. La verdad, cuando una pareja se la pasa corta-regresa, es porque ambos no han logrado madurar y están generando un vínculo de codependencia. Eso no es nada sano, sino todo lo contrario. Además, conforme pase el tiempo, buscarán excusas más lastimosas para dañar al otro. ¿Eso quieres?

El que se va sin dar una explicación ni una disculpa…

Si el chico con el que sales, de pronto desaparece y no entiendes qué está pasando, tampoco es alguien que valga la pena. Cuando de verdad le importas a alguien, al menos debe darte la cara para explicar la causa de su infelicidad o si tiene otros planes en mente. No permitas que la persona que dice amarte, se aleje sin motivo aparente.

Quien es indiferente contigo y eso te hace sufrir…

Lo mismo pasa con los chicos que están ahí, pero parece que no están. Salen, pero cada uno está en su mundo o si tú le cuentas tus cosas y él simplemente no se interesa, créeme, ahí tampoco es. Una persona sana que realmente te ama, te pondrá atención y usará la comunicación para que su relación funcione.

El que te puso el cuerno y juró no volverlo a hacer…

Seamos realistas, cuando alguien decide ser infiel una vez, lo volverá a hacer. Si una vez les gustó cometer un acto de este tipo, podrían sentir placer y seguirlo repitiendo sin importarles a quién lastiman. En caso de que descubras que tu pareja te es infiel, lo mejor es alejarte de una relación que de una u otra forma te lastimará.

Quien quiere controlar tu vida…

Tener una pareja no significa que tengan que hacer todo juntos, todo el tiempo. También es válido tener tiempo para cada uno, por separado. Si estás con alguien que quiere controlar cada movimiento que das, créeme, no es lo más sano. Puede ser desde sólo querer tener control en tu celular o en lo que haces día con día, hasta saber en dónde estás, con quién y terminar llevándolo contigo a todas partes para vigilar tus planes.

Quien te humilla u ofende…

Pueden ser palabras, golpes o burlas. Todos son iguales de graves y no debes ignorar las señales. Jamás debes permitir que te hagan o digan algo que no te hace sentir bien. Incluso si tienes miedo de que la otra persona se enoje, no lo permitas, primero debes cuidar de ti, siempre.

Este video te puede gustar