¿Por qué nos gustan las relaciones destructivas?

Una relación sana consiste en apoyo mutuo, confianza, respeto y valores. Mientras que en una relación destructiva no existe apoyo ni tampoco confianza en la pareja. De hecho le temes de vez en cuando. Te sientes menospreciada la mayor parte del tiempo y hasta tú misma lo reconoces, pero ¿por qué no lo puedes dejar? Es una buena pregunta y como tú hay más personas involucradas en relaciones destructivas. Aquí encontrarás una posible respuesta al por qué.

Signos de que estás en una relación destructiva

  • No te deja salir con tus amigos.
  • Revisa los mensajes de tu celular o de Facebook.
  • Te cela demasiado.
  • Discuten constantemente.
  • No supera a tu ex.
  • No todo el mundo sabe que eres su novia.
  • Te puede presentar como su amiga.
  • Ya te dijo “te amo” sin conocerte por completo.

Familias disfuncionales

Si tus padres han pasado por un divorcio, si constantemente están peleando, si alguno de ellos tiene algún problema psicológico entonces tu familia es disfuncional. Y puede ser una de las razones por las que te involucras en relaciones destructivas. Estás acostumbrada a un ambiente destructivo porque creciste allí y no conoces un ambiente sano. Piensas que el abuso o el maltrato es una actitud completamente normal y no, no es así.

Tienes baja autoestima

Te cuesta mucho reconocer que tu autoestima es alta o baja. A veces piensas que tu pareja es la única persona que te quiere. Él te ha demostrado que a pesar de todo sigue queriéndote y no se ha despegado de tu lado. Así que aceptas amarlo independientemente de si hay maltrato o no en la relación. Con el tiempo, tu autoestima disinuye y aunque no te des cuenta es cierto. Sigues creyendo que nadie más te querrá, solo que tu pareja. Más bien tienes miedo de quedarte sola o de que nadie vuelva a quererte.

¿Conoces a alguien que atraviese por circunstancias similares?

Este video te puede gustar