Nos vamos a casar, pero él quiere que nos vayamos a vivir a su casa

El momento cuando tu pareja pide tu mano es maravilloso, el anillo, la planeación, la ceremonia… Sin embargo, la vida en pareja sin planificación puede resultar un problema. Ir a vivir a su casa con la suegra no es necesariamente el final de cuento de hada que todas están esperando.

Si  ya le has dado el sí sin haber planificado qué se va a hacer después de la boda, te recomiendo des un paso atrás para hablar con él. Se supondría que esta situación no debería de pasar. Vivir juntos sin compañía extra es algo que todo matrimonio debería hacer. Sin embargo, en algunos casos vivir con la suegra resulta la mejor opción para el novio. Finalmente puede que su madre sea viuda, se encuentra sola, o simplemente la casa es demasiado grande y le parece lo más normal.

A dos pasos del altar

Estando a dos pasos del altar aún puedes poner las cartas sobre la mesa, para encontrar una solución. No te sientas obligada a seguir con planes con los que no estás de acuerdo. Por algo se le llama pareja, un matrimonio tiene solo dos personas, así que tienes el derecho a opinar al respecto. Si tu pareja ha tomado esta decisión por la situación que sea, deberás hablarlo con todo el tacto del mundo. Evita extralimitarte con frases hirientes. Por supuesto que la primera reacción al “vivamos con mi mamá” podría ser un par de palabras altisonantes. Antes de insultar al novio, respira y deja que te plantee el escenario.

No tomes una decisión si no estás segura

Nunca tomes una decisión si no te sientes a gusto con ella. Quizá el plan de irse a vivir con la suegra sea algo momentáneo, pero si no lo es solo tienes dos opciones. La primera es intentar convencer a tu pareja de cambiar de opinión. La segunda es reflexionar si vas a ser capaz de vivir de esa forma. El matrimonio ya es bastante difícil como para empezarlo con el pie izquierdo. No olvides que esta decisión puede cambiar el resto de tu vida, tienes que pensarlo fríamente. A pesar de que ames a tu pareja, la vida no tiene que ser un sacrificio para ti, mucho menos tu matrimonio.

Encuentren una solución juntos

Finalmente son una pareja, hay mil formas de solucionar este problema. Háblalo muy seriamente con él y no te sientas presionada por haberle dicho que sí. No des el paso a tientas, es tu futuro el que está en juego. Te aseguro que si te ama van a encontrar la mejor solución para que ambos se vean beneficiados.

Comunícate con tu pareja, no hay mejor secreto para mantener un buen matrimonio

Este video te puede gustar