Que sí y qué no hacer en una primera cita para no ser presa de nadie

Todas solemos tener los nervios a flor de piel en una primera cita, más cuando se trata de un chico que realmente nos gusta. Lamentablemente, estas emociones pueden hacer que algunas cosas se salgan de control durante el encuentro. Existen algunas pequeñas reglas que puedes seguir para no ser presa de nadie… ¿La presa? En realidad salir con alguien nuevo el día de hoy no es tan seguro como hace algunos años. Tomando en cuenta que conocemos gente por FB, Tinder, Instagram, pocas veces salimos con el conocido de un amigo. Así que presa puede ser la palabra apropiada hasta que no estés segura de con quién sales en realidad.

Toma tus precauciones

Si vas a salir con alguien que conociste en la red, es preferible que se vean en un lugar público que conozcas y, de preferencia, del que te puedas mover con facilidad. Las precauciones nunca están de más cuando vas a una primera cita. Más que preocuparte del vestido o el makeup que vas a usar, busca la ubicación perfecta y conveniente para tu seguridad.

“Stalkeo” previo

Que de algo sirvan las redes sociales a las que tenemos acceso. Antes de salir con el chico sin conocerlo, ingresa a sus redes sociales a investigar un poquito. Hoy en día podemos darnos cuenta hasta de cuántas relaciones ha tenido a lo largo de un año. En dónde trabajó, quiénes son sus amigos cercanos, lo que le gusta y lo que no. “Stalkear” a quien vas a ver por primera vez puede darte una idea general de quién es.

No tomar de más en la primera cita

El pequeño trago para pasar el rato con esta persona no debe superar las dos copas. Para no ser presa de nadie tienes que estar en tus cinco sentidos. Si no, de nada sirven todas precauciones previas que hayas adoptado. Ten cuidado, finalmente hasta que esta persona se gane tu confianza es bueno poner un poquito de distancia.

No seas tan accesible, a los hombres les gustan los retos. Créeme, si le interesas va a luchar por ti.

Este video te puede gustar