No tolero al primer amor de mi hija, es tóxico ¿Qué hago?

El peor de mis miedos se hizo realidad ante mis ojos. Todo lo tenia en mi embarazo era que mi hija pasará todo lo que yo en mi adolescencia e inicio de mi adultez. Llegó el momento en el que mi hija se enamoro de el hombre equivocado. El primer amor de mi hija es tóxico. 

El novio tóxico

Las señales han sido muy claras ante mis ojos, ya que por supuesto yo tuve una colección inmensa de estos chicos. Fue hasta mis 28 años que comencé a atraer amores dulces y sinceros. Este chico tiene la típica historia de patán. Desaparece cada fin de semana, no contesta mensajes, se muestra renuente para conocer a los amigos de mi hija y claro cuando quiere se aparece a último minuto. Siento que el primer amor de mi hija es un gran patán y le va a romper el corazón. Pero también sé que es mi hija y conozco su carácter que es tan parecido al mio.

Se que no puedo hacer más que darle mi apoyo

Es difícil ver a tus hijos cometer errores, creo que era mucho más sencillo para mi ver como mis amigas cometerlos. Pero cuando es tu bebé a la espera de la boca del lobo, no queda más que apoyar sus sentimientos sin querer controlarla. Sé que decirle que es una relación tóxica solo hará que me cierre la puerta en la cara. Además muy probablemente se ponga a la defensiva. Se que no importa que tanta psicología adolescente aplique al final ella va a tener que cometer estos errores para aprender. Prefiero no interponerme en este aprendizaje para poder estar cerca y apoyarla.

El apoyo no es el más ortodoxo y varias madres me han criticado por ello

La verdad es que no soy muy similar a las demás mamás de la escuela. A una amiga y mamá cercana le conté de el problema de mi hija, ella opinó que tenía que desechar al chiquillo tóxico con mis propias manos. La verdad es que solo si le estuviera infringiendo un daño fisico o psicologico a mi hija me atrevería a intervenir. Pero no es el caso y hasta la fecha mis tácticas de maternidad improvisada han logrado que mi adolescente siga contándome sus cosas. Para mi es importante tener este tipo de comunicación con ella, la quiero cerca. Aunque sea una loca adolescente que se sube medio refrigerador al cuarto para ver series de espantos y no me haga mucho casos sobre su estilo desarrapado.

Validar sus sentimientos

A eso me he dedicado desde el principio de mi maternidad. PReguntarle como se siente y validar sus sentimientos sin intervenir en nada. Esto me recuerda a cuando una chiquilla de preescolar le robaba su comida y pasaron días sin que ella me contará nada al respecto. Fue hasta que un día me preguntó si estaba bien que las otras personas se comieran la comida de otra gente que también tenía hambre que ella confesó. Me contó todo al respecto y en vez de decirle que la chiquilla era una malcriada, le dije que esta mal dejar con hambre a las demás personas. A la hora ella llego y me pidio que le mandara doble lunch para intentar dialogar con su compañera. No tuve que hacer más, ella solita resolvió el problema e hizo una nueva amiga.

Creo que es importante recordarle a nuestras hijas que le hagan caso a su instinto

Es tan simple como preguntarle a un niño si se siente bien o mal estando en un lugar. Los niños tienen un don natural para seguir su instinto. No saludan a quienes no les da confianza, no se quedan en un lugar que les hace sentir incómodos y lloran si les cambias al programa que les gusto. Este instinto se degrada con el tiempo. Yo quiero recordarle a mi hija que no se tiene que quedar en una relación donde se sienta mal, ni en un lugar donde la menosprecien. Siempre le digo que es importante que tenga bien claro lo que quiere, para que así cualquier cosa que se salga del camino lo tomé como un aprendizaje.

Se que es mi trabajo como madre continuar afirmando sus emociones, ayudar a elevar su autoestima y dejarla crecer. Al final nunca voy a poder controlar a las personas con las que se junta. Sin embargo estoy segura que al igual que ese día en el que le puso un alto a la chiquilla del lunch, mi hija va a encontrar la perfecta solución a su problema. El primer amor de mi hija al igual que el mio debería dejarle un buen aprendizaje. 

Este video te puede gustar