No te sientas culpable por sentirte triste, es imposible ser feliz todo el tiempo

¿Sentirte triste? Con tantas imágenes bonitas en pinterest, IG, y Fb podríamos asegurar a ciegas que hay muchas personas felices… o no? Todas tenemos algo que presumir. Por ejemplo yo hace unas semanas cuando me estaba yendo heavy con la dieta y me sentía realmente realizada. Pero después llegan estos momentos abrumadores donde te afectan cosas que parecen muy insignificantes.

Por ejemplo las publicaciones en redes sociales

Aguas chicas, no todo el tiempo tenemos que estar felices y tampoco es sano estar fingiendo. Hace unos días muchas personas cercanas a mi comenzaron a comprometerse, con ello comenzaron a salir las típicas fotos de la pareja feliz y enamorada. Normalmente este tipo de publicaciones me hacen sentir super feliz. Pero en esta ocasión una parte de mi quiso ir al rincón a llorar porque hasta la fecha no he tenido mucha suerte en este aspecto. Algunas veces nos encontramos en el momento preciso en el que estas feliz con la vida que tienes y otros días, recientes no tener pareja, el coche que quieres o el viaje que ves todos los días en las cuentas de otras personas y sabes qué… esta bien.

Deja de resistirte

Es normal y no pasa absolutamente nada. Algunos días estamos tan bien con nosotras mismas, que sentimos que volamos. Tengas o no tengas trabajo, novio, viajes, éxito , etc… Y claro que hay muchos otros momentos donde te sientes una fracasa y sabes qué ¿ no pasa nada? Por mucho tiempo pensé que mi status mental debía ser solo positivo. Lo logré por mucho tiempo, hasta que un día me di cuenta que a veces las cosas positivas llegan cuando tienes un momento negativo.

Somos humanas

No robots empoderadas que deben dar el 400 % de nosotras mismas en le camino. Así que date chance, si te estás sintiendo mal un día o dos. Pero levántate, no te agarres de tu autocompasión. Porque una cosa es darte chance de sentir y estar bien contigo misma. Si dejas que la emoción fluya y eres una persona resiliente, te aseguro que al final de ese mismo día. Vas a encontrar mil cosas más por las que sonreir.

Pero nunca te quedes en tu autocompasión

Una cosa es sentir y dejar ir lo que sientes para regresar a la calma y otra cosa super diferente es que te aferres a tu autocompasión sin hacer nada al respecto. No es sano que lo hagas, cuando no puedes salir de un pensamiento tóxico es tiempo de pedir ayuda. Ten cuidado, porque aunque pienses que no pasa nada. La autocompasión te mete en un estado de limbo, nada se mueve ni para delante ni para atrás. Lo peor viene después de estar un tiempo suspendida en este punto, porque lo único que harás será hundirte un poco más en tus problemas emocionales.

Se resiliente

Con todo en tu vida, suelta lo que no te pertenezca. Acepta que algo te duele y has algo al respecto. Es igual de dañino no aceptar que algo nos lastima a caer en la autocompasión de la situación. Deja que la vida pase, no te quedes en ese punto. Agradece todos los días por las muchas bendiciones que tienes y sonriele a la vida.

Te aseguro que si pones más atención en vivir tus emociones, calmarlas y ver a tu objetivo a los ojos. Las cosas se van a acomodar de una forma mágica para ti.

Este video te puede gustar