No te has enamorado, ¿tu culpa o tu destino?

No es fácil encontrar el amor, el camino suele estar lleno de sorpresas, pruebas e inconvenientes. A veces tarda tanto, que llegas a cuestionarte si es tu culpa o tu destino. Eso no es motivo para darte por vencida y dejar de intentarlo. Los siguientes puntos pueden ser la razón por la que no encuentras al hombre adecuado.

El amor es lo único que te importa

A veces llegamos a un punto obsesivo en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo pensando que el amor es la única fuente de felicidad y que necesitamos una pareja. Lamentablemente por enfocarte tanto en tus relaciones terminas perdiéndote a ti misma. Una relación funciona mucho mejor cuando tu pareja y tú comparten algunos intereses. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer por ti es cultivar tus hobbies y aficiones. Esto mismo te ayudará a mantenerte ocupada, a ser más atractiva y te acercará a parejas potenciales.

No vives el presente

Puede ser el pasado o el futuro, pero vivir atrapada en alguno de ellos puede ser la razón por la que no te has enamorado. El pasado puede traer muchas lecciones y bonitos recuerdos, pero pasarla anhelando no es bueno para ti. El futuro nos ayuda a plantearnos metas y a perseguir nuestros sueños. Sin embargo vivir atrapada en él puede implicar que a los dos segundos de conocer a alguien lo acosas en todas sus redes sociales. En vez de cuestionar si tu soltería es tu culpa o tu destino trata de disfrutar todo lo que tienes en tu vida y lo que puedes hacer.

Apresuras tus relaciones

Apenas comienzas a conocerlo y ya quieres descifrar si le gustas, qué tanto, si va en serio, si le tiene miedo al compromiso, etc. Es cierto que las relaciones son muy sutiles al principio, pero si las presionas es más probable que dejen de funcionar. Todo a su tiempo, sé paciente.

Este video te puede gustar