No te culpes si no puedes darle pecho a tu bebé

¡Bienvenida al mágico mundo de la maternidad! Quizá habías escuchado historias de mamás primerizas; sin embargo, ahora que pasas por esta etapa es cuando entiendes qué significa ser madre. Vivirás nuevas experiencias, como la lactancia, la salida del primer diente, en fin. Pero, ¿qué ocurre si padeces de hipogalactia? Es decir, si no tienes leche para alimentar a tu hijo. No te culpes si no puedes darle pecho a tu bebé, ya que es un trastorno que no impedirá que formes un vínculo con tu pequeño.

¿Hipo… qué?

Como siempre te digo, primero lo primero. ¿Qué es la hipogalactia? La escasa producción de leche materna en los dos primeros años de vida de los bebés. De acuerdo con la organización Alba Lactancia Materna, las principales causas de una baja producción de leche materna son las siguientes:

Factores que debes considerar

Por los horarios, por ejemplo: menos de ocho tomas en 24 horas, tomas controladas por la madre (ya que falsea la producción), mal agarre al pecho por mala postura y succión deficiente (porque a veces los bebés dormilones no estimulan las glándulas mamarias).

Hipogalactia temporal

Y, por si no lo sabías, cuando la placenta se separa del útero la subida de la leche se pone en marcha. Pero si durante ese proceso hay inconvenientes, la subida de la leche se puede inhibir o retrasar más horas de las consideradas habituales. Algunos de esos inconvenientes son los siguientes: obsesidad mórbida y cesáreas de emergencia o programadas.

Hipogalactia permanente

 

Lamentablemente, y espero que no sea tu caso, igual existe la hipogalactia permanente. Ésta se da por el síndrome de ovario poliquístico (SOP), alteraciones de la tiroides y cirugías de reducción mamaria, por mencionar algunas.

Procesos diferentes

Lo más importante es que entiendas que todas las mujeres viven procesos diferentes, desde la gestación hasta la hora de dar a luz y lo que le sigue. Así que, insisto, no te culpes si no puedes darle pecho a tu bebé. Jan Barger, integrante de la Asociación Internacional de Consultores de Lactancia, expresa que “ser buena mamá es mucho más que amamantar”.

Creen un vínculo

Disfruta el tiempo con tu bebé, dale mucho afecto y conócelo, como él lo está haciendo contigo; podrían parecerte situaciones muy simple, pero son otras maneras de que creen un vínculo.

Este video te puede gustar