No te atrevas a acercarte si no piensas quedarte

Por cortesía te pido que no te acerques si tu única intención conmigo es pasar el rato. Pues ambos sabemos que aunque seas sincero y me digas que no buscas una relación, yo mantendré un rastro de esperanza. Y sin quererlo te dejaré pasar a mi vida y a todo lo que eso conlleva. Entonces te voy a querer y tú huirás cuando obtengas lo que querías. Así que no te atrevas a acercarte, sé un hombre digno y no busques cariño cuando tú no tienes nada que ofrecer.

No voy a caer en tus redes

Las mujeres reconocemos a los hombres que no están emocionalmente disponibles. Sin embargo, muy pocas veces hacemos algo para detener las relaciones poco sanas que se crean a su alrededor. Si te identificas con las primeras líneas, aseguro has caído en las redes de un hombre que desde un principio no planeaba quedarse. Tener esperanza es hermoso, es lo que te convierte en una mujer noble; sin embargo, la mayor parte del tiempo esta nobleza te va a llevar a una gran decepción amorosa. No te preocupes, si caíste en sus redes solo hay algo que puedes hacer.

Me voy a poner primero

Aceptemos que la vida no nos lleva siempre a donde deberíamos, ni nos da las cosas fácilmente. En cada persona hay una nueva lección y con el tiempo lograrás entender que ese hombre solo llegó para hacerte más fuerte. De hoy adelante procura ponerte primero que nadie. Debes ser la persona más importante en tu vida, nunca lo olvides. De hoy en adelante, cuando un hombre te diga que no está listo, no quiere nada serio o que no sabe lo que quiere, elígete solo a ti misma y da la vuelta. Sé que no es sencillo, yo he caído muchas veces esperando que el chico abra los ojos, pero en realidad creo que las que debemos abrir los ojos somos nosotras.

No aceptaré migas

¿Por qué darlo todo por aquel que no está dispuesto a dar nada? Abre los ojos, mereces mucho más que amor a medias. Es imposible curar el corazón o mejorar la vida de alguien que no lo desea. Deja de aceptar migajas cuando tu le das un manjar. Mira lo poco que te da y lo mucho que sufres. Así, la próxima vez que encuentres un hombre que pretenda jugar de nuevo con tu corazón y tu tiempo, podrás decirle con toda seguridad: ” no te atrevas a acercarte, si no vas a quedarte”. Sé más selectiva con las personas que dejas entrar en tu vida. Cuida tu corazón, que es mucho más valioso que cualquier cita barata. Sé muy fuerte, tan fuerte como para darle la espalda a los hombres que buscan solo pasar un buen rato.

Comienza a respetarte y así obligarás a los chicos malos a alejarse. Recuerda que solo tú puedes decidir a quién dejas entrar a tu vida. Sube la guardia y nunca permitas entrar a un patán en tu vida otra vez.

Este video te puede gustar