No querida, que te dejen en visto no es lo peor que puede pasarte

En la actualidad, una de las peores cosas que te puede hacer tu pareja es dejarte en visto. O bueno, eso es lo que creen muchas personas. Sin embargo, hay que pensar que antes de que existieran las molestas palomitas azules, hacíamos nuestra vida sin estar al pendiente de si los otros nos prestaban atención o nos ignoraban. Pero centrémonos en lo importante, muchas chicas viven relaciones bastante tormentosas, en las que un visto es lo menos alarmante.

Relaciones tóxicas ¿?

En la actualidad muchas relaciones son catalogadas de tóxicas, sólo porque el novio no pudo ir a ver a la novia. O porque el novio salió con sus amigos y no “le avisó” a la novia, también cuando el novio no regala algo caro o llamativo. Sí, muchas chicas señalan a sus novios de malos sólo porque no tienen muestras de amor que ellas esperan; pero el hecho de que ellos no den regalos caros o no tengan tiempo siempre de ver a la novia, no significa que sean malos o que no las quieran.

Verdaderas relaciones tóxicas

Como dije, que te dejen en visto no es lo peor. Lo peor es estar en una relación en donde vas perdiendo tu voz. En donde vas apagando tu luz y a pesar de que sientes que te aplastan poco a poco, no puedes salir de ahí. Las relaciones en donde te prohíben vestir como te gusta porque estás siendo provocativa o porque pareces una fácil, no son buenas relaciones. Estar con alguien que cuando se enoje, termine destruyendo algo frente a ti. O donde te quieran estar vigilando las 24 horas del día y te pidan explicaciones de todo lo que haces, por qué no avisaste o a dónde fuiste. Esas relaciones son las verdaderamente tormentosas.

Las relaciones donde te lastiman, donde te gritan, donde te hablan con malas palabras porque no quisiste hacer algo porque no tenías ganas o simplemente no lo quieres hacer, son las malas relaciones.

Jamás te permitas estar con alguien que te haga sentir sola, que te haga tener miedo, que te haga sentir culpable de todo (incluso cuando no es tu culpa). No permitas estar con alguien que primero te lastima y luego regresa con un gran regalo para “arreglar” las cosas. Esas relaciones donde hay manipulación, no son sanas, poco a poco te matan y no mereces estar con alguien que te causa más dolor que alegrías.

Este video te puede gustar