No permitas que nada robe tu energía, ¡jamás!

La vida a veces no es tan sencilla como parece, de eso no queda duda. Es importante que analices la actitud que tienes, porque aunque no lo creas, eso podría ser lo que te impida muchas cosas. No permitas que tu negatividad robe tu energía y te quite de las manos cosas buenas.

Ser positiva es la clave

Parece mentira, pero la manera en cómo reaccionamos a la vida, nos da o quita luz. Si todo el tiempo tenemos actitudes pesimistas, ¿cómo esperamos que algo bueno llegue? En el caso contrario, ser positivos, incluso en las adversidades, atrae las oportunidades. No permitas que nada robe tu energía, así que toma nota.

Aprende a decir “NO”

A veces nos vemos en alguna situación en la que nos piden un favor y no queremos hacerlo. El problema es que si decimos que no, nos sentimos culpables. Terminamos accediendo a hacer algo que no nos hace felices y eso está mal. No permitas que la pena o el miedo te dominen y di “NO” cuando no quieras hacer algo. Tu tiempo vale tanto como el de los demás.

Quejas y rencor

Seguro conoces a más de una persona que se queja por todo. Si le va bien, se queja de algo, si le va mal, también lo hace. En pocas palabras es alguien infeliz porque nada lo deja conforme. Hacer esto hará que tu energía se enfoque en lo negativo y jamás tendrás satisfacciones, por lógica. Guardar rencor tampoco es bueno para el cuerpo porque va haciendo que sentimientos malos (rencor y odio) se instalen en ti.

Desorganización

Ser desorganizada bloquea tu equilibrio y tu mente se mantiene en la incertidumbre. Además, te sentirás cansada todo el tiempo. Evita dejar para mañana lo que puedes hacer hoy.

Preocuparte sin motivo

Es normal que a veces te preocupes por diversas situaciones en tu vida. Hacerlo sólo te provocará estrés y ansiedad que a veces son innecesarios. No gastes tu energía en algo que aún no pasa. Mejor enfócate en lograr que las cosas salgan como te lo has propuesto.

Este video te puede gustar