Por qué a tu relación le caería bien un “rapidín”…

¿Crees que serías capaz de comer únicamente comida gourmet por el resto de tu vida? La verdad es que de vez en cuando se te antojarían unos tacos o cualquier otro platillo típico de tu país. Lo mismo pasa con el sexo, no siempre queremos el gesto romántico con flores, velas, champaña y chocolate antes de tener relaciones.

giphy_incredibleschasing

De vez en cuando nos gana la calentura y no tenemos la energía ni el tiempo para tanta parafernalia.
El romance, el juego previo y la conexión emocional son realmente hermosos, como la comida gourmet. No obstante, a veces es demasiado esfuerzo.

¿Será esto una señal de alarma en tu matrimonio?

Un “rapidín” no es una falta de respeto para tu pareja. Lo que pasa es que este antojito no se trata de amor. Se trata de deseo. El amor es hermoso y romántico, pero la verdad es que el deseo llegó antes que el amor a tu relación. Así que no está mal querer regresar a ese deseo inicial. Un rapidín se trata de un instinto mucho más animal, la satisfacción inmediata que llenará a ambos de energía y adrenalina. Si sientes que la falta de dedicación muestra muy poco afecto, te hace falta comprender la intimidad que genera un “rapidín”.

giphy_incrediblesflexible

Quizá parezca que esta explicación de un “rapidín” es meramente una justificación de una fantasía masculina. Mejor trata de ver más allá de lo evidente. Dentro de tu cotidianidad, de forma súbita y sin razón o explicación alguna, te estás entregando a tu pareja. Compartir tu sexualidad con alguien representa un nivel de confianza muy alto. Además, es un momento que, como pareja, los revitalizará. La clave está en la comunicación, una mujer puede disfrutar de un “rapidín” tanto como un hombre si está excitada y se siente lista.

giphy_incrediblesquickie

¿Cómo hacer que funcione?

No es que rechacemos automáticamente la idea, más bien necesitamos adoptar el estado de ánimo correcto. Tienen que abordarse como pareja en un tono supersensual; de otro modo parecerá simplemente urgencia y eso no es nada atractivo. Puedes ir un nivel más allá y crear una frase que sea la luz verde para tu pareja. ¡Puntos extra si cambias la frase por una mirada!

 giphy_quickie

Un “rapidín” es una garantía expresa de que tu marido te trae ganas. Sí, con todas sus letras. Siempre es preferible sentirse deseada que aburrida,  y eso también ayuda en tu intimidad. Así que el “rapidín” es ambivalente. Tiene un lado carnal y superficial, sin adentrarse tanto en lo emocional, pero también mantiene fuerte el vínculo de tu relación. Tu confianza, cariño y autoestima aumentan cuando tu pareja te hace sentir deseada, ¿a poco no?

¿Verdad que puede caerle bien a tu relación?

Este video te puede gustar