No llegaste antes ni después, llegaste en el momento indicado

Muchas veces lloré y me pregunté por qué conocía personas lindas que se quedaban poco tiempo en mi vida. No entendía lo que estaba pasando, hasta que llegaste tú. Sí, no voy a negar que me hubiera encantado conocerte hace mucho tiempo, pero también entiendo que tuve que pasar por todos esos amores fugaces para transformarme y poder recibirte a ti. Ahora sé que llegaste en el momento indicado, no antes ni después.

Debí haberte encontrado antes…

Sí, no voy a negar que me hubiera gustado encontrarte antes. Pero también debo reconocer que antes yo era otra, tenía otra mentalidad y hubiera actuado de manera diferente en muchas situaciones, haciendo que te alejaras de mí. Ahora, con todos los trancazos que me ha dado la vida, veo las cosas de una forma más madura. Por eso sé que llegaste en el momento correcto.

Hubiera preferido conocerte sin ataduras

La vida nos llena de sorpresas y yo planeé tener una familia, pero también tenía la idea de que esa familia estaría unida siempre. Las cosas no salieron como esperaba y heme aquí, con mi hijo, divorciada. Quién diría que tú tienes un caso similar, en el que te has separado de tu mujer y ves a tu hijo sólo algunos días. En un caso así, podría decir que me hubiera gustado encontrarte en el momento en que ni tú ni yo teníamos restricciones, cuando teníamos más libertad, menos límites y menos complejos. Pero no, sé que llegaste en el momento correcto.

La experiencia nos ha ayudado

El pasar por todos esos momentos nos ha ayudado a ser quienes somos ahora. Sí, aún cometemos errores, pero hacemos algo al respecto cuando realmente nos interesa rescatar algo. El tiempo ha sido nuestro mejor maestro. La experiencia nos ha dado las armas necesarias para comprender que nos hemos encontrado en el tiempo perfecto. Bien te pude haber conocido hace años, pero sé que no hubiéramos permanecido juntos porque yo era inmadura y tú también.

Ahora sólo quiero disfrutarte

Quiero saciarme de ti, de tu existencia, de tus ojos, de tu boca. Quiero disfrutar cada minuto que comparto contigo estando juntos o aún en la distancia. Quiero respetar tu tiempo, tus decisiones y tus pensamientos. Disfruto saber que compartimos el mismo tiempo y espacio, y sé que llegaste en el momento indicado para amarte.

Este video te puede gustar