¿Por qué no le gusta a mi hijo ir a la escuela?

Cuando nuestros hijos no quieren ir a la escuela es muy fácil que nosotros los tachemos de flojos. Es importante que evitemos eso y mejor observemos qué es lo que está ocurriendo. Muchos factores pueden influir en la conducta de nuestro hijo. Así que no lo castiguemos ni lo juzguemos antes de saber qué pasa.

Escuela

niña enojada escuela estudio lentes

Hay distintas razones por las que los niños y adolescentes no quieren asistir a la escuela. No siempre es por flojera e irresponsabilidad. Así que toma nota para que no lo creas un holgazán.

  • Puede ser que esté muy cansado y estresado. La presión familiar y social sobre los niños acerca de ser un excelente alumno, es brutal. Realmente puede causar un gran estrés y baja autoestima.
  • La alimentación es básica para un buen rendimiento académico. Los estudiantes deben ir bien desayunados a la escuela. Cuando esto no ocurre, ellos están de mal humor, no se concentran y tampoco tienen ganas de poner atención.
  • Nuestros hijos necesitan que los ayudemos o supervisemos las tareas. Si no lo hacemos, pueden llevarla mal hecha o quizás no la hagan. Esto genera estrés y se volverá un círculo vicioso.

El ambiente

escuela maltrato violencia niños

  • Quizás no sea muy sociable y esto le cause problemas a la hora de convivir. Tener amigos en la escuela es una motivación. Así que aunque digamos “a la escuela no se va a hacer amigos”, de todas formas es necesario tenerlos.
  • Creemos que a los maestros hay que aceptarlos y ya, pero no es así. A veces los maestros no son del agrado de nuestros hijos y puede haber una razón importante. Tal vez sencillamente no se siente identificado y entonces no le dan ganas de entrar a clase. Así que debemos observar para saber cuál es la verdadera razón de que a nuestro hijo no le agrade el maestro.
  • Otra causa muy común es el bullying. Puede ser que alguien moleste a nuestro hijo tanto física como emocionalmente. No podemos dejarlo pasar. Tengamos comunicación con nuestro hijo. Es importante que les creamos todo.

Ten comunicación con tus hijos y cuida sus horas de sueño y alimentos. Si no funciona y sigue sin querer ir a la escuela, acércate a un especialista que los pueda guiar.

Este video te puede gustar