No eres la mujer de nadie, ni la ex, ni la amante ¡deja de ponerte etiquetas!

Todos los días e incontables veces  las mujeres nos etiquetamos sin que nadie nos lo pida. Terminamos hablando de nosotras mismas como “soy la mamá de…, la ex de…”. Como si esto fuera algo que nos caracterizara. Como si nuestra identidad valiera en función de otra persona. ¡Deja de ponerte etiquetas! No es algo que necesites, al contrario, la mayoría de las veces está de más. Tú eres un ser humano que se define por sí mismo.

Etiquetarte es una forma de definirte

Últimamente se escucha por la calle a cientos de mujeres rechazando la idea de decirnos “putas, zorras, etc.” o cualquier otra forma de denostación. Así que si estamos haciendo el esfuerzo por dejar de etiquetar a las demás mujeres, deberíamos dejar de etiquetarnos a nosotras mismas. Deja de llamarte a ti misma la ex de… la chica de… Ese sentido de pertenencia que seguimos teniendo hacia los demás no parece tan perjudicial. Sin embargo, cuando miras atrás, puedes vislumbrar que ya muchas personas te identifican de esa forma. ¡Deja de ponerte etiquetas!

¿Qué prefieres?

Así que, ¿qué prefieres? Que las personas a tu alrededor te conozcan por quién realmente eres o solo por el título que tanto te has esforzado en mantener. Darte el valor que mereces empieza por ti misma. Deja que las demás personas te reconozcan por tu nombre y tus logros. Es hermoso ser mamá, esposa y amiga, pero es increíble cuando las personas a tu alrededor conocen tu nombre.

Las grandes mujeres

Las mujeres sobresalientes de la historia no son conocidas como “la mamá de” o “la hija de”. Deja que desde este momento tu nombre sea parte de tu voz. Olvida las etiquetas y comienza a crear una identidad propia. Cuando dejas que tu personalidad y habilidades reinen tu día a día, la vida cambia radicalmente. Siempre que haces algo para mejorarte a ti misma el mundo cambia. Al final, solo necesitamos amarnos a nosotras mismas para aumentar el amor de este mundo.

El amor es innato en una mujer. La forma de demostrarlo al mundo exterior puede definirse con el simple hecho de olvidar las etiquetas; de dejar de desvalorizarnos y de demostrarnos a nosotras mismas lo valiosas que somos. Deja de ponerte etiquetas y comienza a vivir y a pensar de otra manera.

Este video te puede gustar