No es que quiera algo serio, solo quiero algo sano

Cuando comenzamos una relación amorosa lo primero que pensamos es ¿Se convertirá o no en algo especial? La mayoría de las chcias se ilusiona antes de siquiera disfrutar el lazo que se esta formando entre de los dos. Es difícil no tomar esta postura, cuando la mayor parte de los hombres hoy en día están listos a decirte a la primera que no quieren nada serio. En realidad yo tampoco quiero algo serio, solo quiero algo sano.

Una persona que no se ponga a la defensiva

Porque vaya que hay un montón de personas que están a la defensiva. Todos quieren ser libres, como si las relaciones amorosas fueran cajas fuertes o cárceles de las que no pudieras salir. Creo que si no estás dispuesta a dejarte enamorar por alguien es ahí donde pierdes la libertad. No tener la libertad de sentir y dejar entrar a alguien nuevo es la peor cárcel de todas. No sientes, no avanzas y te encierras en ti mismo para que no te vuelvan a hacer daño. Cuando de hecho la única persona que se hace daño a si mismo eres tú.

Mucha comunicación

Estoy harta de los amores que engañan, de esas personas que buscan tenerte como un ancla para no derrumbarse. Si no estás dispuesto a quedarte, es mejor que no pongas un pie detrás de la puerta. Se nos olvida que a veces el amor tiene que soltar. La comunicación es la base de toda relación. Dejemos de tenerle miedo a preguntar qué queremos, qué somos y a dónde quieres ir. Si no estás buscando un camino conjunto y te sigues viendo como una sola persona, es mejor que continúes tu camino de largo. Hay que ser congruentes entre lo que decimos y lo que hacemos. Si quieres estar solo entonces no involucres sentimientos, porque es ahí donde esto se convierte en algo tóxico. 

Cariño pero sobretodo respeto

Respeto hacia mis sentimientos. No es que quiera un anillo ni algo serio. Solo busco a una persona que respete quien soy y no haga a un lado mis sentimientos. Si consideras que las personas son desechables, es mejor que te alejes de mi. Porque para mi nadie es desechable, para ser respetado hay que respetar. Cada día tratar a las personas como se merecen, porque eso es lo que significa realmente amar a alguien. Muchas veces las cosas no funcionan y el amor que parecía real solo era ilusión, pero si resulta de ese modo por lo menos no quedará en ti. El amor no es un juego, no lo regalas a cuantos hombres aparecen.

Algo real

No como los amores de ahora, los que aparecen un día y desaparecen otros más. Amor no es perseguir a la persona, es la opción de ambas personas de elegirse día con día. Es tener presente a la otra persona y convertirla en parte de tu vida. Así que evitemos a los amores de un rato, de los que entran, salen y vuelven a entrar. Para alguién que verdaderamente te quiere, salir nunca va a ser una opción a menos de que ya no exista ningún otro remedio.

Este video te puede gustar