Yo no entendía la fidelidad hasta hace poco

Desde que soy pequeña me han enseñado a ser leal y honesta. Además, crecí bajo un matrimonio estable y saludable. Sin embargo, la idea de la fidelidad para mí era algo confusa. Obviamente entendía que la infidelidad es mala, pero hasta cierto punto no me lo parecía tanto. Todo esto cambió hace poco tiempo, ahora sé que yo no entendía la fidelidad porque…

Rodeada de malos ejemplos

La verdad es que las personas suelen ser muy hipócritas en cuanto a lo que dicen y hacen. Es decir, no tienen coherencia consigo mismos, pero sí la exigen a los demás. Por ejemplo, muchos de mis amigos tenían relaciones de mucho tiempo, pero a la vez salían con otras chicas. Pasaba algo similar con algunas amigas, pues tenían novio, pero les gustaba coquetear con otros chicos para obtener cosas. Cuando yo les decía que no creía en la fidelidad, parecía que un volcán había hecho erupción. Poco a poco entendí que para muchos era mejor negar la infidelidad en público y vivirla en privado. No obstante, conocía a personas que defendían la fidelidad ante todo. Además, viví bajo el cuidado de un matrimonio que sin importar qué tan dura fuera la verdad, siempre se decía. En consecuencia estaba dividida.

Puedes ser compatible con miles de personas

Obviamente había tenido relaciones estables y agradables, incluso mantuve una relación durante años. Sin embargo, siempre tenía alguna dudas en la cabeza. Por ejemplo, es un poco difícil pensar que sólo puedes llevarte bien con una persona. Así mismo, me parecía ingenuo creer que sólo por tener pareja las personas mágicamente dejan de ser atractivas.

Sí te amo, pero él me gusta

En algún punto, tanto mi pareja como yo, decidimos tener una relación abierta. Ambos sabíamos que nos amábamos, pero no era suficiente. Por ello, ambos comenzamos a tener citas con personas distintas. Al principio fue raro, pero con el tiempo nos sentimos mejor. Muchas personas se asombraban mucho al vernos y nos criticaban. Sin embargo, a veces pienso que tenían algo de envidia. Tiempo después esa relación se terminó y pasó mucho tiempo hasta que me decidí a salir con alguien más.

Yo no creía en la fidelidad hasta que…

Después de mi anterior relación pasaron muchos meses sin conocer a alguien. Sí tenía citas, pero no me entendía con ninguna persona, hasta que conocí a un chico con el que todo era distinto a lo que había conocido. Nada parecía forzado y fluía de forma natural. Con el tiempo nos hicimos novios y desde ese entonces comencé a sentirme diferente. Con mis otras relaciones no sentía celos, ni me daba miedo que me fueran infiel. Pero con esa nueva relación sólo pensar que me fuera infiel me sentía triste. Sigo pensando que es imposible ser compatible sólo con una persona y sé que las personas me siguen pareciendo atractivas y también mi pareja, pero ahora tengo un compromiso mas serio que antes…


Este video te puede gustar