Cómo no engordar cuando tienes novio

Cuando tienes novio los hábitos cambian inevitablemente. De pronto se la pasan en los restaurantes o en la cama comiendo puras palomitas y golosinas. Entonces crees que sus besos te llenan la pancita, pero ¡no!, es la comida chatarra que tanto comen. (Shakira también creía que eran los besos: “Junto a ti creo que aumenté más de tres kilos con tus tantos dulces besos repartidos”).

¿Engordas cuando tienes novio? ¡Evita el alcohol!

El alcohol te sube de peso porque tiene muchas calorías. Así que si crees que es “solo una copita”, no lo es. La costumbre de beber esa copa, hará que ambos engorden.

Salgan de los restaurantes

Eviten tantas salidas a restaurantes. Es muy común que tengamos citas románticas para cenar, por ejemplo. Entonces obviamente esto no nos ayuda en nada, pues solemos pedir platillos pesados. Por lo tanto, será mejor que sean más creativos y salgan al cine, a caminar. Es decir, hay muchas cosas distintas, divertidas y románticas que puedes hacer con tu novio.

Cambien el menú

Ok, sí, también nos gusta salir a comer. Bueno, tampoco está prohibido, pero entonces cambiar el menú es una excelente alternativa. Por ejemplo, si están acostumbrados a la comida italiana, pues evítenla un tiempo. Los platillos con pasta, carne y pan, evidentemente, tienen alto contenido de carbohidratos y calorías. Así que pueden empezar a comer sushi, pescado y ensaladas. Así mantendrán su peso y su apetito satisfecho.

¡No a la “fodonguez”!

Cuando estás acostumbrada a una pareja, suele pasar que ya no te preocupa arreglarte. Así que empiezas a usar prendas feas. Además, como estás subiendo de peso, te pones ropa floja. Esto hará que cuando menos te lo esperes, tendrás más kilos encima de lo que pensabas. Así que mejor sigan encendiendo la llama con un poco de interés en su arreglo personal.

Hagan deporte juntos

Hacer deporte juntos los va a unir mucho. Ambos se motivarán y les dará más ánimos para continuar con la rutina y con la dieta. Es un buen pretexto para convivir, ¿no crees?

¡No más sofá!

También pasa que nos gusta acomodarnos de cucharita en el sofá. Entonces nos ponemos a comer helado, chocolates, pizza para ver pelis. Claro que es un mal hábito. Así que háganlo de vez en cuando y no se den tantos gustitos (solo si son besitos).

Cuiden su salud

Cuando estamos enamorados se nos olvida que debemos cuidar nuestra salud. Así que entre las cervezas, el cigarro y los pasteles se nos va la vida. Recordemos junto con nuestra pareja que debemos cuidar nuestra salud.

Sexo

Y claro que el sexo es de mucha ayuda, pues es ejercicio. Por lo tanto, si mantienen una buena frecuencia en su actividad sexual, quemarán muchas calorías. ¡Yupi!

Entonces no esperen más y cambien esos hábitos que los harán engordar y no de amor.

Este video te puede gustar