No dejes que las personas que te rodean apaguen tu luz

No puedes controlar lo que otras personas sienten, dicen o hacen. Ni siquiera si eres una buena influencia en sus vidas. No dejes que las personas que te rodean apaguen tu luz. Cada persona tiene su carga no te puedes meter con ella, ni ellos con la tuya. Al terminar el año de mi cuenta de la gran cantidad de personas que estaban pegadas a mi. Lo peor de todo es que con ellas venía: el pesimismo, la tristeza, el apego, la ira y un montón de emociones que sinceramente ya no voy a cargar…

Corta por la paz con ellas

Con las personas que tienes cerca y odian su trabajo pero no hacen nada al respecto. Tus amigas que dicen que te quieren pero solo están esperando a que te pase algo malo. Y  diles bye las personas que esperan que les resuelvas la vida entera. Corta por lo sano con todas aquellas personas que te metan inseguridades. Las que no te toman muy enserio y por supuesto las que no te tratan como si fueras una mujer de un millón de dólares. Porque lo eres y vales la pena.

No reflejes sus emociones

Pasa mucho en el trabajo o en la universidad. Estas todo el dí al lado de personas que realmente no saben lo que están buscando en esta vida. Así conforme pasan los días y haces caso a sus emociones, estas se te van pegando poquito a poquito. Entonces comienzas a hablar como ellas, a pensar como ellas y a vibrar como ellas. Es tiempo de dejar de reflejar las emociones de las personas a tu alrededor y buscar la paz en tu interior. Si tienes paz dentro de ti, te aseguro que nada va a poder hacer que dejes el camino que buscas.

Cuidate de los pensamientos colectivos

Te has dado cuenta del desastre que crean los conflictos internos de una sola persona en una oficina chiquita. Ahora bien cuando un grupo de personas están disconformes con el mundo las cosas se vuelven de locos allá afuera. Este año a mi me tocó comenzar a reflejar los miedos de tantas mujeres. Comencé a hablar más y más de la inseguridad en la calle, de lo mal que se comportan los hombres y mi vida se convierte en algo super gris. No creas que no soy consciente de la situación, al contrario lo se perfectamente. Sin embargo vivir con estas ideas presentes en mi mente todos los días es simplemente enfermo. Podemos contribuir dentro de nuestro día a día en acabar con esta situación, pero no del lado del odio. Es de mujeres sabias buscar una forma inteligente de actuar y pensar. Pero sobretodo de hacer las cosas con compasión. Porque no todo el mundo nace siendo respetuoso, ni consciente.

Se tu misma para ti, todos los días

No lo seas para nadie más. Busca dentro de ti las cosas que amas realmente y verás como ser tu misma todos los días, te lleva al éxito sin siquiera pedirlo demasiado. Se tu misma, todos y cada uno de los días. Atiendete, luce bonita, cuidate a ti misma y construyete. Cada día cuenta, deja de estar ahí sola en la cama haciendote monos en la cabeza. Levántate y comienza a hacer las cosas diferentes. Porque el día que tu decidas hacer las cosas bien, la vida solita te va a recompensar.

No dejes que las personas que te rodean apaguen tu luz. Evita que entren a tu vida personas que no te consideran sumamente valiosa. No le entregues tu luz a las personas que no quieren sanar. Ni tu ni yo estamos en este mundo para arreglar gente rota. Porque cada persona tiene una guía y aunque podemos contribuir al crecimiento de otros. La elección solo residente en el corazón de cada persona.

Este video te puede gustar