¿No aguantas las ganas de hablarle a tu ex?; yo lo hice y me arrepiento

¿No aguantas las ganas de hablarle a tu ex? ¿Lo estás considerando? Hace poco más de un mes corté con mi novio y justo cuando pasó el mes, empecé a extrañarlo muchísimo. Tenía ganas de hablarle y al principio me aguanté, pero después ya no pude. Así que le escribí y ahora me arrepiento, sólo terminé haciendo corajes. Aquí te cuento cómo fue y sobre todo lo que aprendí para que a ti no te pase.

Las razones correctas

   

Después de enojarme y pasar el coraje del mundo, me di cuenta de que la única razón por la que quería hablarle era mi ego. Mi ego quería estar tranquilo sabiendo que él seguía ahí. Obviamente no son las razones correctas, por lo que terminamos peleados. Cabe mencionar que cuando terminamos, habíamos terminado “bien”. O mínimo sin odiarnos uno al otro. A lo que voy es que si estás pensando en escribirle a tu ex porque ya no aguantas más, detente a pensar ¿por qué lo quieres buscar? ¿Es porque en verdad quieres saber de él? ¿Es para quejarte? ¿Lo extrañas en verdad o solo extrañas tener a alguien? Cuando te sientes a pensar en todo esto debes ser la más honesta contigo mismo y si después de analizar todas las opciones decides que sí es prudente y te hará bien escribirle, entonces ¡vas!

¿Y qué le digo?

Siendo muy sincera, yo busqué a mi ex por que me sentía sola y una vez que lo hice me di cuenta de ello. En cuanto empezamos a hablar, como lluvia empezaron a caer en mi mente recuerdos de por qué terminamos, eso sólo causó que me fuera enojando y en cuanto hablé con el, me di cuenta de que no ha cambiado nada y, peor aún, que cree que todo fue mi culpa… En fin, el resultado fue que exploté como nunca antes. Si ya hiciste un ejercicio de honestidad entonces para este punto ya deberías tener muy claro qué es lo qué quieres. Es decir, si estás buscándolo para saludarlo y saber cómo está o si le escribes porque tal vez quieres proponerle que sean amigos cariñosos. Cualquiera que sea el motivo, te recomiendo que seas muy sincera con él también. ¿Qué tal si él todavía te ama y acepta y a la larga terminan peor? En fin, creo que si he aprendido algo es que la comunicación sincera entre una pareja o ex-pareja siempre es la respuesta adecuada. De esta forma no hay engaños y ambos saben en qué se están metiendo.

Sé que no debo buscarlo, pero en verdad  no aguanto

Si este es el caso, entonces ¡adopta un perro! Ja ja ja es broma, pero sí busca algo que te mantenga ocupada y entretenida. Si después de hacer ese examen de honestidad contigo, la respuesta fue: “¡no lo busques!”, entonces sé fuerte. Yo sé que no es fácil, pero tampoco es imposible. La clave está en que te mantengas ocupada para no estar pensando en él. Ocúpate en hacer ejercicio, en salir con alguien más. Lo siento pero sí, en estos casos de emergencia si aplica la frase: “un clavo saca a otro clavo”, y si no lo saca por completo, mínimo hace que no estés pensando en el otro clavo.

Si todo falla, este tip es infalible

Normalmente, al cierto tiempo de haber terminado con alguien lo extrañamos porque ya sólo nos acordamos de lo bonito, así que lo recordamos con nostalgia y queremos volver a eso. Es normal, pero ¡momento! ¿Por algo terminaron recuerdas? ¡Exacto! Ahí está la clave para dejar de extrañar o que mínimo se te quiten las ganas de hablarle. Acuérdate de lo malo, piensa en todo lo que te molestaba de él o en por qué las cosas no funcionaron. Suena feo pero te juro que no falla. Si inmediatamente pudiste hacer una lista de cosas que no te gustaban, entonces vas bien y no lo busques. Si no pudiste hacer esa lista y lo sigues extrañando, entonces vuelve al examen de honestidad. Tal vez sí debas escribirle ¿y quién sabe?, en una de esas regresan y es el amor de tu vida. Mientras tanto, yo puedo decirte que aprendí mucho y ahora sí antes de hablarle a un ex, aplicaré estos pasos.

Este video te puede gustar