Nadie entiende que cuando una mujer se AMA A SÍ MISMA, deja de ser la misma…

Tener el autoestima alta no es tan sencillo como crees.  Lograr que se fortalezca cuesta bastante, pero una vez que eso pasa, ya nadie te baja de ese pedestal al que tanto te costó llegar. Eso sí, a partir de ese momento tendrás más críticas, porque ya no permitirás tantas cosas como antes. Ya no podrán mangonearte a su antojo y eso a muchas personas les va a molestar, créeme. Cuando una mujer se empodera, sin duda  deja de ser la misma.

Ash, por qué eres así

Muchas veces te dirán que por qué tienes mal carácter o porque no cedes cuando alguien te condiciona a algo. Por ejemplo: si tu novio te dice, “es que ya no eres la misma de antes, vuelve a ser ella o ya no te voy a amar”, “qué está pasando contigo, antes eras más linda”. Puedes escuchar comentarios similares por parte de tu familia o de tus amigos. Sí, tal vez a ellos les molesta que ya no cedas tan fácil a lo que quieren, pero es un punto para ti. Ya no permites que te intimiden y sabes que no pueden chantajearte para que hagas algo que complazca a otros. 

Te has vuelto tan soberbia

Una mujer deja de ser la misma cuando comienza a tener dignidad. En este punto sabrás que muchas veces es mejor estar sola a tener que soportar o rogarle a alguien que no está valorando tu persona. Incluso habrá quien se moleste porque no te convencen fácilmente con sus ideas, porque en este punto, tú has dejado en claro que tienes pensamiento propio y eso es lo más poderoso que tendrás toda tu vida.

El amor propio es lo más importante

Dejas de ser la misma cuando aprendes a amarte por encima de todo y todos los que te importan. Ya sabes, antes eran prioridad tus padres, tu novio, tus amigos, tu trabajo y todo. Todo era antes que tú. Créeme, cuando empiezas a amarte, no faltará quien te llame egoísta, ególatra y muchos otros adjetivos. Sin embargo, eso deja de importarte. Se trata del amor que tienes por ti, de lo que debes defender para estar bien contigo misma. 

Que te importe poco cómo te vea la gente, si te llaman loca, si te dicen histérica. Te considerarán soñadora o ilusa, pero sólo estás defendiendo tus creencias y lo que quieres hacer más adelante. Cuando aprendes a amarte, todo eso deja de importarte y eso es lo mejor.

Este video te puede gustar