Mujeres, ¿amigas o enemigas?

Para muchas personas surge la duda respecto a la relación que hay entre las mujeres. Dudan si son amigas o enemigas. Sin embargo, es importante cambiar las ideas que tenemos unas de otras. Lo más importante es que entre nosotras nos apoyemos, pues todas comprendemos lo que otras viven y eso debemos tomarlo a nuestro favor.

“No podemos ser amigas”

Sí, es lo que se escucha muchas veces. Incluso nosotras parecemos demostrar eso. Odiamos, criticamos, juzgamos y competimos contra las demás. Las vemos como nuestro principal rival no solo en el ambiente profesional, sino en la vida en general. Nos hacemos ver como seres superficiales, pues damos a entender que lo único que nos importa es la apariencia física.

Análisis completo

Seguro has notado que cuando una mujer conoce a otra, en lugar de conocer sus logros o intereses, lo primero es hacer un escaneo de la cabeza a pies. Pareciera que el físico es lo único que nos importa, por encima de la inteligencia o las capacidades que tenemos. Tal actitud solo hace creer una cosa: que nosotras estamos en constante competencia para atraer a los hombres, lo cual se cree, erróneamente, que es lo que le da sentido a nuestras vidas.

¿Amigas o enemigas?

La competitividad que existe entre las mujeres en efecto existe; sin embargo, no es por los hombres. Más bien se trata de buscar los recursos necesarios para caerle bien a las otras y poder establecer un gran lazo de amistad. Sabemos que la amistad es algo importantísimo en nuestras vidas. La amistad entre mujeres puede funcionar como una especie de terapia en la que no te van a juzgar sin importar lo que digas. Apoyarnos mutuamente nos hace más fuertes. Genera confianza entre nosotras y eso nos da el confort necesario para poder lidiar con los momentos complicados.

Es importante recordar que una amistad sincera no se trata solo de amor, sino de apoyo entre nosotras; sin importar nuestras características, condición o creencias.

Este video te puede gustar