Motivos por los que no dejo la soltería

Cuando volví a ser soltera, después de una relación muy larga en la que ya vivíamos juntos, creía que era el final del mundo. No tenía idea de lo que decía. La soltería es una de las mejores etapas que he vivido. La clave estuvo en aceptarla y, sobre todo, entender que es una etapa que te permite conocer a la persona más importante: tú misma. Aquí te dejo una lista de los motivos por los que no dejo la soltería. ¡Estoy segura de que te van a encantar!

Puedes hacer lo que tú quieras

Cuando estamos en pareja, debes organizar tu vida pensando en la otra persona. Claro, también es bonito hacer cosas en pareja, pero una gran ventaja de ser soltera es que puedes hacer literalmente lo que quieras, cuando tú quieras. Si quieres ver a tus amigos, los ves. Si quieres salir con alguien, ir al cine, ir a bailar, al gimnasio o saltar en paracaídas, tú decides. Aquí tu prioridad eres tú y nadie más. Lo que me lleva al siguiente motivo.

Disfrutas estar sola

Este punto fue el que más trabajo me costó. Yo no sabía estar sola. Ahora, ¡me encanta! Darte tiempo para ti te permite conocerte, disfrutarte y apapacharte. Y cuando digo “tiempo para ti” me refiero a en verdad desconectarte de todo. Bye celular y redes sociales. Te invito a que lo intentes. Prepara un café, lee un libro o sal a caminar al parque. Es increíble lo mucho que conoces y disfrutas cuando no tienes prisa de nada ni tienes que estar lista para ver a alguien.  Y lo mejor de todo, te conoces a ti misma. Llegas a un punto en el que sabes perfecto qué te gusta y qué no. Y eso, cuando llegue el momento, será perfecto para una nueva relación.

Conoces gente nueva

Cuando estás en una relación es muy común que salgas en pareja con sus amigos o los tuyos. Pero son círculos sociales ya establecidos, es raro que conozcas gente nueva. Siendo soltera, es mucho más fácil hacer amigos nuevos en todos lados. Estás abierta a las posibilidades y, sobre todo, no hay nadie que se enoje o te cele. Así que aprovecha, ve a lugares nuevos, sal, viaja y no dejes de conocer gente.

 Sube tu autoestima

Darte cuenta de todo lo que puedes hacer tú sola es el mejor reconocimiento que existe. Ser soltera me enseñó a creer más en mí. A entender que para estar con alguien, primero necesitas estar completa tú. Cuesta trabajo al principio, pero una vez que lo entiendes, es un avance enorme. Un ejercicio de amor propio. Y si no ha llegado “el bueno” , no te preocupes. Cuando llegue el momento de estar en pareja ya lo disfrutarás, ahora concéntrate en ti. No te apresures a tener pareja solo para no estar sola. Dicen que tener novio cuando no estás lista, es como ir al súper con hambre: agarras lo primero que se te antoja y a lo tonto. Así que disfruta de esta etapa, que ¡la soltería es de lo mejor!

Este video te puede gustar