Taboos y mitos ignorantes que han marcado la sexualidad femenina para mal.

Aunque hoy en día hemos avanzado muchísimo eliminando taboos y mitos de la sexualidad femenina, hay a quienes les falta una actualizadita. Ya sea por falta de conocimiento o por costumbre, no podemos dejarte creyendo estas cuestiones del cuerpo femenino que caen hasta en lo ridículo. Si queremos acabar con este problema, hay que hacerlo de raíz, empezando por nosotras. Estos mitos siguen presentes pero, ¡tienen que desaparecer YA!

Las caderas se te ensanchan con tu primera relación sexual.

giphy (41)

Tu anatomía no va a cambiar por una relación sexual. Tus características las determina tu genética, no tus relaciones sexuales. Evidentemente si tu primera relación sexual la tuviste muy joven, aún no te desarrollabas completamente y esto puedo haber aparentado que era cierto, ¡pero no tiene nada que ver!

El himen se rompe al perder la virginidad .

shutterstock_417205681

Muchos creen que el himen es un tejido que sólo se puede romper con violencia, pero no tiene sentido porque el himen de todas las mujeres está agujerado. Si estuviera sellado, ¡no podríamos menstruar! ¿Te imaginas el daño interno que nos produciría? Muchas veces la primera vez el himen sólo se agranda un poco, incluso algunas mujeres no se deshacen de él por completo durante muchos años de su vida adulta.

Un doctor puede determinar si una mujer es virgen.

giphy (45)

¡Esto es totalmente falso!
Ni el himen es signo de virginidad, ni existe ninguna otra condición visible físicamente que le indique a un doctor que la mujer que está revisando no sea virgen.
El himen lo puedes perder cayéndote de la bicicleta y eso no significa que perdiste tu virginidad.
La virginidad es más bien un concepto, no algo que una parte de tu cuerpo pueda comprobar.

No puedes embarazarte durante la menstruación.

giphy (42)

Es muy cierto que la ovulación y el periodo son 2 etapas muy distintas. Sin embargo, el cuerpo de cada una es muy peculiar. Cuando se trata de embarazo ya nada es imposible, cuando el esperma entra en la mujer un espermatozoide puede esperar hasta 4 días por un huevo en un ambiente de ovulación.

El exceso de actividad sexual agranda la vagina.

giphy (44)

Existen muy pocas cosas en este mundo que podrían agrandar la vagina. El nacimiento de tu hijo o la edad sí pueden ser una causa, pero tener relaciones muy frecuentemente no es una causa. Si sientes poco tono muscular, puedes recurrir a los ejercicios de Kegel para mejorar la firmeza.

La menopausia es el fin de la actividad sexual.

shutterstock_290952215

A pesar de que a esta edad el apetito sexual disminuye por las hormonas, nada indica que no puedas seguir disfrutando de tu sexualidad. Existen muchos tratamientos hormonales que te pueden ayudar a superar esta etapa y seguir disfrutando con tu pareja de una buena vida sexual.



Este video te puede gustar