Mis amigas odian a mi novio, ¿qué hago?

Lamento mucho que te encuentres en esta situación, porque sé que no es sencillo saber que tus amigas odian a tu novio. Sin embargo hay muchos focos rojos que tienes alrededor de esta situación. Probablemente, al saber mi experiencia vas a notar hacia donde se inclina la balanza y entonces podrás tomar una decisión.

El problema: tus amigas o el novio

Es un gran foco rojo cuando todas tus amigas están en contra del galán en turno. Se convierte en algo mucho más problemático cuando tu relación amorosa va viento en popa y tus amigas están descontentas. Si existe una verdad dentro de esta situación es que alguien en este cuadro debería salir. Cuando me encontraba en tu situación solucioné las cosas de forma muy inmadura. Elegí al galán, obviamente, deje de lado a mis amigas por mucho tiempo. Al final cuando acabé con este chico pude darme cuenta de los errores que cometí y que espero que tú no cometas. Voy a ayudarte a analizar la situación.

Tus amigas son las odiosas

Hay una ligera posibilidad de que tus amigas sean malas personas y solo quieran el mal para ti. Obviamente es una posibilidad entre millones. Si estás segura de tener una relación sana pero tus amigas ven lo contrario, ten cuidado. En la mejor de las circunstancias ellas están tratando de protegerte y ven solo lo malo en este chico. En el peor de los casos estás dentro de una relación tóxica y tú no te has dado cuenta. Nadie sabe mejor lo que hay dentro de una relación que las dos personas involucradas en ella. Es bueno tomar en cuenta los comentarios de tus amigos y familiares sobre la pareja en cuestión, pero al final tú sabes si están acertando o no al juzgarlo.

Tu novio en realidad es tóxico

¡Aguas!, existe una delgada línea entre tu razonamiento y los químicos que provocan el enamoramiento. Es buena idea analizar por qué tus amigas odian a tu novio. Además de que es algo incómodo y a la larga puede separarte de ellas, es un foco rojo. Pregúntate por qué las personas que te aman no están de acuerdo con tu relación. Quizás el chico con el que andas no tiene las mejores intenciones y ellas lo han notado. Este chico con el que duré algunos años no se llevaba bien con ninguno de mis amigos, y si bien en algunas cosas él tenía razón sobre la influencia que ejercían sobre mí, mis amigas también tenían cosas que decir al respecto y que debí tomar en cuenta.

La plática sincera

Yo lo hice en varias ocasiones. Me senté a hablar con mi novio y mis amigas por separado para saber la razón de su actitud hacia mi relación. En aquel tiempo mis amigas se quejaban de que ya no salía con ellas. Yo mentía si él estaba conmigo para no tener conflictos y también porque mi novio no hacía ningún intento por integrarse a mi grupo de amigos. Sentí culpa y tuve una relación muy codependiente.  Y no es que mi novio fuera del todo malo ni que mis amigas tuvieran toda la razón, el problema fue que no tuve la madurez necesaria en ese momento para ponerle un alto a mi codependencia y equilibrar ambos mundos.

Tú eres el problema

Si tu novio no es un mal sujeto y tus amigas son realmente tus amigas, y no encuentras de donde viene el problema, va a reconocer que tú lo eres. Estas son algunas cosas que probablemente están haciendo que tus amigas y tu novio se odien mutuamente.

  • Cada vez que te peleas con él corres a contarles. Lo peor es que cinco minutos después tú te reconcilias con él y dejas a tus amigas enojadas por la situación en la que las pones.
  • Les cuentas a tus amigas todo. En ocasiones cuentas más lo malo que lo bueno en tu relación.
  • Le dices a tu novio lo que tus amigas piensan de él… y, por consiguiente, él las odia.
  • Cada vez que sales con tus amigas acabas ebria o llegas muy tarde. Esto le hace pensar a tu novio que son una pésima influencia, cuando en realidad quizá esas noches alocadas se deben a que no has salido con tus amigas en meses.
  • Les mientes a las amigas y al novio sobre tus planes para salir con ambos.
  • Le das todo tu tiempo solo a tu novio o a las amigas.
  • No tomas en cuenta la retro de ninguno. Es decir quizá tu novio sí te está acaparando y tú no haces nada al respecto. O bien, tienes que ponerle un alto a esa amiga que tu novio odia porque te hace berrinche por todo.

Busca el equilibrio. Medítalo bien e identifica qué es lo que pasa en tu relación. Si tus amigas odian a tu novio, tienes que encontrar la forma de conciliar ambas partes. Finalmente, no te vas a quedar sin amigas por una relación o sin novio por tus amigas.

Este video te puede gustar