Minimalismo en 8 sencillos pasos, ¿te atreves?

El minimalismo es una corriente decorativa nacida en japón. Aunque los japoneses más allá de verlo como una simple estética es un modo de vida. Si quieres llevar esta corriente a todo tu hogar o a una habitación, sigue los siguientes consejos de decoración para obtener un ambiente limpio, minimalista y ordenado.

Deshazte de lo que no necesitas

minimal-collage1

Recicla, vende, regala o tira todos aquellos objetos que ya no utilices, que no funcionen o con los cuales no te identifiques. Básicamente debes hacer una depuración de los objetos en tu espacio y conservar lo esencial. En el minimalismo, las cosas se expresan de una manera llana, simple y natural. Esta depuración, nos dará un espacio claro, con mayor espacio y con solo lo esencial.

A cada mueble lo suyo

minimal-collage2

Si le asignas a cada mueble una función y a cada objeto un lugar, tu espacio se mantendrá ordenado y organizado. No termines convirtiendo una mesa en una estantería de libros.

Contrasta los colores

minimal-collage3

Negro sobre blanco y colores neutros y lisos son los esenciales del minimalismo. Escoge 2 o 3 tonos y juega con ellos. Puedes variar en estos tonalidades en tus muebles y con tus objetos decorativos. Por ejemplo, sobre un sillón gris puedes poner unos cojines blancos y sobre una mesa blanca colocar un par de floreros negros. Crearás contrastes notorios, elegantes y minimalistas.

Elige líneas rectas para los muebles

minimal-collage4

Lo esencial no solo se trata del número de objetos, sino también del diseño del objeto. Así que elige muebles que estén diseñado bajo estos mismos principios. Muebles de líneas puras, bellos y discretos. Sobre todo los de formas geométricas básicas van muy bien con este tipo de decoración. Olvídate de los muebles ostentosos o con muchos detalles y mejor elige muebles simples y bajos. El material también importa. Madera, metal y vidrio hacen un contraste apropiado.

Despeja suelos, superficies y paredes

minimal-collage5

Todas tus superficies, suelos y paredes deben permanecer lo más despejadas posible. Elige algún cuadro sencillo que sea el punto focal de un muro. Procura que cada objeto tenga un lugar de modo que las mesas, escritorios y otros muebles se mantengan ordenados. ¡De ser necesario consigue muebles para almacenar que no se noten!

Elementos decorativos

minimal-collage6

Dejar espacio libre es esencial en este tipo de decoración. Para lograr mayor espacio sobre tus superficies y aún así incluir objetos decorativos, acomódalos muy cerca unos de los otros o agrupados.

Asimetría

minimal-collage7

La irregularidad y la asimetría es un precepto básico de la estética japonesa. En su filosofía, la imperfección y la asimetría son parte de la existencia, lo que la hace bella. Por supuesto, esta asimetría debe ser balanceada, algo así como el ying y el yang. Encuentra muebles que reflejen este precepto, así como adornos para tus paredes.

Usa la luz

minimal-collage8

Como en todo espacio, la luz es importantísima. Deja las ventanas despejadas o pon cortinas discretas que dejen entrar la luz. Además, incorpora otros puntos luminosos de luz cálida para que ambienten tu espacio.

Este video te puede gustar