¿Miedo de volverte a enamorar? Déjalo atrás y vive intensamente

El amor es el sentimiento más sublime que existe; sin embargo, tiene su reverso en el temor, una sensación dolorosa y confusa. Desgraciadamente  en ocasiones estos dos sentimientos se involucran en una sola situación. Todas hemos tenido malas experiencias, pero no podemos dejar que el miedo te impida volverte a enamorar.

Miedo a que se repita la historia

 Te entiendo, has salido de una situación amorosa difícil, has tenido que renunciar a una relación en la que no eras suficiente amada o valorada. El proceso fue doloroso, pero ahora estás bien, contenta y segura de que no quieres involucrarte con alguien así jamás. No obstante, ha llegado una persona que te hace pensar  que tal vez sería bueno intentarlo de nuevo. Tu respuesta inmediata es “no”, aunque quieres decir que sí. Querida, la vida es así, a veces se gana y otras se pierde, pero siempre se aprende. Créeme que te lastimarás más si te niegas a volverte a enamorar, que si lo intentas de nuevo e incluso aunque la relación falle.

 Ya el pasado, pasado

Cada vez que miremos al pasado debemos hacerlo con orgullo y agradecimiento. Todas las experiencias que hemos tenido han construido nuestra visión del mundo y las relaciones. Por eso, siempre es necesario mirar al pasado para observar nuestro camino y comprender las decisiones que tomamos el día de hoy. Sin embargo, debemos entender que lo que sucedió antes no tiene por qué repetirse ahora. Si te han lastimado antes, eso no indica que te lastimarán después.

 El adiós permite el comienzo de algo nuevo

Una mujer madura  entiende y vive sus sentimientos tanto buenos como malos. Así mismo se enfrenta a distintas situaciones y aunque estas sean difíciles, ella sabe que nada es imposible.  En cuanto al amor, entiende que todos merecen respeto, comprensión y apoyo. También tiene presente que ese amor puede no ser correspondido. Puede herir y no por ello debe cerrarse o lastimar a otros. Todos estos conocimientos le permiten vivir tu presente, aprender y agradecer el pasado para construir relaciones más sanas. No dejes que el temor de volverte a enamorar te prive de una relación que podría darte muchas satisfacciones.

Este video te puede gustar