Miedo al parto; ¿tú lo sentiste?

El parto significa el final del camino y el comienzo de una nuevo etapa. Significa que el embarazo ha terminado y que comienza la vida como madre. Si tu embarazo fue difícil, quizá estás ansiosa porque ya termine; y si tu embarazo es maravilloso, estarás emocionada. Estás a punto de conocer a ese bebé que tu cuerpo ha creado. Pero, ¿cómo va salir ese bebé? Entonces te cae el viente y te da miedo al parto.

¿Cómo será el parto?

Cuando estaba embarazada, muchas mujeres que nunca habían estado embarazadas me preguntaban si tenía miedo al parto. Dijeron que habían escuchado horrores y que el dolor es insoportable. “Me pregunto si es como las películas y los programas de televisión”, decían mis amigas sin hijos. Estaban nerviosas por mí y las pocas amigas que tengo que son madres me contaban diferentes historias sobre el parto. Incluso mi mamá estaba ansiosa y nerviosa.

No dejé que me metieran ideas en la cabeza

La verdad es que no quise saber nada sobre el parto de las demás. No le pregunté a las mamás ni vi videos. Sinceramente, no quería que la gente me asustara o me metieran ideas en la cabeza. No quería pasar mi embarazo anticipando o creando escenarios en mi cabeza. Fui a una clase de Lamaze y leí un libro increíble sobre el parto y eso me hizo verlo con una nueva perspectiva.

Cada mujer tiene un parto diferente

La realidad es que si dolerá, si será difícil y si tomará horas y no será fácil, no lo sabemos. Algunas mujeres tienen partos mas fáciles que otras, pero es trabajo al final del día. Y puedes tener un plan y prepararte, pero cuando realmente sucede, ese plan saldrá por la ventana en segundos. Lo que le pasó a una madre no te pasará a ti. Lo que funcionó para una madre probablemente no funcionará para ti. Lo que tu propia madre vivió será diferente a lo que vivirás. Mejor infórmate y no te imagines o establezcas estándares tan altos.

Hazlo a tu manera

Si deseas tener un parto en agua o en tu casa busca información. Si quieres la ayuda de una doula, entrevista a varios prospectos. Si no quieres tomar ningún medicamento, consulta a tu médico. Si deseas tomar medicamentos como la epidural, conoce los pros y los contras. Independientemente de lo que quieras hacer, asegúrete de tener un plan de respaldo y, lo más importante, tener tu mente abierta. Recuerda que las cosas pueden cambiar en un instante.

No permitas que las opiniones de otros influyan en tu decisión y no permitas que nadie te convenza de hacer algo con lo que no te sientes cómoda. Es tu cuerpo, tu bebé y tu parto.

Siendo realistas

Y seamos realistas: por supuesto que va a doler. Pero no eres la primera ni la última mujer en dar a luz. Nuestros cuerpos fueron creados para dar a luz y confía en que tu cuerpo sabrá lo que está haciendo. Mi prima tuvo a sus hijos por cesárea y estaba programada para ser inducida para que no tuviera que sentir ningún dolor ni contracciones. Estaba aterrorizada y quería evitar el dolor a toda costa. Los médicos le aconsejaron que no lo hiciera, pero no pudieron cambiar de opinión. Esa fue su decisión y ese fue su experiencia.

¿Da miedo el parto? Sí, porque tememos lo desconocido, pero no dudes de ti misma. Eres más fuerte de lo que crees. Ese día te sorprenderás y tu cuerpo te sorprenderá. Mantén tus ánimos en alto porque estás a punto de conocer a tu bebé. Una vez que tengas a ese bebé en brazos, instantáneamente te enamorará y te darás cuenta de que el dolor valió la pena.

No temas el parto. Usa esa energía para darte fuerza y determinación. Confía en tus médicos, estás a punto de dar vida y lo único en tu mente debe ser darle la bienvenida a tu bebé.

Sígueme en Ig Y Fb @LupitaMXLife

Este video te puede gustar